jueves, 24 de octubre de 2013

Cuba: Infancia misionera es importante en medio de “un sistema totalmente ateo”



Foto: Arquidioces de Camaguey, Cuba.


Foto: Arquidioces de Camaguey, Cuba.



REDACCIÓN CENTRAL, 24 Oct. 13 / 06:30 pm (ACI/EWTN Noticias ).- Enrique Cabrera Nápoles, fundador y secretario nacional de la Infancia Misionera en Cuba, destacó la importancia de despertar el espíritu misionero de los niños, sobre todo en una sociedad donde “rige un sistema totalmente ateo” y los menores crecen sin conocer a Dios.


“Es importante la evangelización en los niños, en primer lugar para crear en ellos desde temprana edad un espíritu misionero, pensando en el futuro de la Iglesia que son ellos mismos. Además es muy importante ya que en nuestra sociedad cubana como muchos conocen rige un sistema totalmente ateo, donde los niños crecen sin conocer a Dios y esto es algo preocupante tanto para la Iglesia como para las familias”, expresó en declaraciones a ACI Prensa.


La historia de la Infancia Misionera en Cuba comenzó en 1991 cuando Cabrera Nápoles “recibe una revista de Venezuela llamada ‘Brujulita’ dedicada a la Infancia Misionera. En ella se hablaba sobre esta importante obra misionera infantil, que hasta el momento no se conocía en Cuba. De inmediato le surge la inquietud y al mismo tiempo el interés, para fomentar en Cuba esta Obra de los niños y para los niños”.


Cabrera compartió su inquietud por formar niños misioneros al entonces Obispo de Camagüey, Mons. Adolfo Rodríguez, quien lo animó a organizar un grupo en su parroquia como una primera experiencia. Así, a principios de 1992 surge el primer grupo de Infancia Misionera en la Parroquia de Santa Ana de la ciudad de Camagüey. Solamente fueron cuatro niños en formar el primer grupo. Este grupo rápidamente fue aumentando y creciendo en espíritu misionero.


Más adelante al ver el entusiasmo de los niños a la misión, Cabrera viajó a todos los pueblos de esta diócesis para animar a todas las catequesis.


“Muy pronto las Diócesis vecinas conocen de este nuevo caminar de la Iglesia en el trabajo misionero infantil, de manera que comienzan a pedirle a este servidor, viajar hasta ellas para comenzar a contagiar de amor por la misión a los más pequeños en estos nuevos lugares, creando así diferentes grupos de Infancia Misionera por toda la Isla, logrando con la ayuda de Jesus y Maria incorporar a Cuba en esta Obra Misional Pontificia”, relató.


Congreso Nacional


Asimismo, se informó que en julio de 2014 la Infancia Misionera celebrará en Cuba su VI Congreso Nacional, en el que ayudados por la Conferencia de Obispos Católicos Cubanos y las Obras Misionales Pontificias, los diferentes grupos de niños llegarán a la Arquidiócesis de Camagüey para vivir y compartir durante tres días las experiencias y realidades misioneras de toda la isla.


Etiquetas: Cuba, Misiones, Niños



No hay comentarios.:

Publicar un comentario