martes, 24 de diciembre de 2013

Limpiemos “nuestra casa interior” para recibir a Cristo, pide obispo a cubanos



Mons. Wilfredo Pino Estévez. Foto: Conferencia de Obispos Católicos de Cuba


Mons. Wilfredo Pino Estévez. Foto: Conferencia de Obispos Católicos de Cuba



LA HABANA, 24 Dic. 13 / 03:24 pm (ACI/EWTN Noticias ).- El Obispo de Guantánamo-Baracoa (Cuba), Mons. Wilfredo Pino Estévez dirigió un mensaje de Navidad en el que invitó a los cubanos a “limpiar” su casa interior para recibir a Cristo y no perder las oportunidades que brinda Dios para hacer el bien.


En el mensaje, difundido por el sitio de Facebook del Episcopado, el Prelado destacó que “la Navidad es la fiesta más popular, más alegre y más antigua en la mayoría de los países del mundo (…). Los cubanos hemos mantenido la tradición de reunir a la familia y de comer juntos una comida especial. Son éstos unos días maravillosos para seguir el consejo del Papa Juan Pablo II cuando nos visitó: ‘Cuba, cuida a tus familias para que conserves sano tu corazón’”.


En ese sentido, exhortó a la población a no perder “las oportunidades que nos brinda nuestro buen Dios para hacer el bien”, así como la oportunidad de cambiar cada uno desde su interior.


“Muchas veces al día nos quejamos de las cosas que deben cambiar. Y se nos olvida que los primeros que tenemos que empezar a cambiar somos nosotros. ¿Acaso no es verdad que, en muchas ocasiones, somos ‘luz de la calle y oscuridad de nuestra casa’?”, preguntó.


“De eso se trata: de limpiar nuestra casa interior para la visita que viene en la Navidad: Jesucristo mismo”, indicó Mons. Pino Estévez, que aseguró que reza “para que esta Navidad, en lo que a nosotros corresponde, sea mejor que las anteriores”.


“Que los que nos rodean noten que algo ha cambiado en nosotros porque hemos sentido el deseo de amar mucho y bien a Dios y a los demás, y porque estamos convencidos de que si cada uno de nosotros, en el pequeño mundo en que vive, trabaja o estudia, hace una pequeña obra buena, ¡el mundo cambia! ¡Cuba cambia!”, afirmó.


Finalmente, el Obispo de Guantánamo-Baracoa impartió la bendición “especialmente sobre los enfermos, los presos, los minusválidos, los que viven solos, los que están lejos de su familia y de su tierra cubana, los que sufren, los que se sienten tristes, los que lamentan la muerte reciente de un ser querido, y los que han perdido la virtud de la esperanza”.


“¡Feliz Navidad y próspero Año Nuevo 2014!, les desea su Obispo”, culminó.


Etiquetas: Cuba, Iglesia en Cuba, Navidad



No hay comentarios.:

Publicar un comentario