miércoles, 29 de enero de 2014

Mons. Müller: El Papa es el fundamento de la unidad de la Iglesia fundada por Cristo



Mons. Gerhard Müller (Foto Piotr Drabik (CC BY 2.0))


Mons. Gerhard Müller (Foto Piotr Drabik (CC BY 2.0))



VALENCIA, 29 Ene. 14 / 03:51 am (ACI/EWTN Noticias ).- El Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, Mons. Gerhard Müller, afirmó recientemente en España que el Papa “es el fundamento, la piedra de la unidad de la Iglesia que Cristo fundó sobre Pedro”, y destacó en el caso de Francisco, su capacidad de acercarse a los corazones de las personas sin hacer distinciones.


En declaraciones a la revista Paraula, la autoridad vaticana, que será creado cardenal el 22 de febrero, recordó que “el Concilio Vaticano II dice que todos los Obispos deben estar unidos al Papa considerándolo como el centro, el principio fundamental de la unidad de la Iglesia. Y tienen que gobernar toda la Iglesia, las particulares y las diócesis pero siempre siendo una unidad, no sólo una conexión, una suma de Iglesias locales. La Iglesia única la confesamos en el Credo y se hace presente en las iglesias locales, en las diócesis.


"Todos los Obispos tienen una responsabilidad universal para ser guiados por el Papa, ya que él es el 'encarnado' en Jesucristo como el principio central de la unidad de la Iglesia. Y todo esto hoy, en la era de la globalización y de los medios de comunicación social, es más fácil realizar esta colegialidad de los obispos con Pedro. Bajo la guía del Papa forman una unidad colegial. Pero el Papa, no es el ‘primero entre iguales’, él es el fundamento, la piedra de la unidad de la Iglesia que Cristo fundó sobre Pedro y su único sucesor es el Obispo de Roma", añadió.


El Prefecto, quien pronunció en la Universidad Católica de Valencia la conferencia “Colegialidad y ejercicio de la potestad suprema de la Iglesia”, explicó durante la entrevista que su dicasterio, además de desarrollar perspectivas sobre las interpretaciones auténticas del Concilio Vaticano II con el próximo aniversario de la reforma protestante el año 2017, están trabajando en "formular los principios básicos de la catolicidad, para decir lo que es católico, la encarnación de la sacramentalidad"


Asimismo, destacó los próximos sínodos sobre el matrimonio y la familia, "porque son temas dogmáticos que tienen que ver con la Doctrina de la Iglesia, fe como fundamento de la vida humana, importante para la vida conyugal y la familia. No sólo del derecho canónico sino también de la doctrina de la dogmática", ha explicado.


Sobre el desarrollo del Concilio Vaticano II, aseguró que este “ha formulado la doctrina sobre la Iglesia, y esto vale dogmáticamente para siempre. Es como en nuestra vida cristiana. Somos bautizados pero necesitamos siempre una renovación de nuestro estilo de vida cristiana para no sólo ser cristiano de 'papel' sino ser cristiano en cuerpo y alma".


La conferencia de Mons. Müller tuvo lugar durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, por eso, explicó que a pesar de las diferencias entre los cristianos "muchos de ellos hoy entienden que es bueno y necesario tener un centro, un representante de la unidad de la Iglesia", desde el punto de vista tanto sociológico como teológico.


"La unidad de la Iglesia no es sólo una unidad ideal sino real, que se concentra y que se hace visible en la persona del Papa que es el sucesor histórico y teológico de San Pedro como el primero de los apóstoles", ha precisado.


Mons. Müller recordó que "la fe es un don dado por Dios que nos da una ayuda para vivir juntos en el amor. El amor salva a los hombres. La doctrina cristiana no es una teoría hecha por unos expertos, son las palabras de Dios, el Evangelio que nos salva a todos los hombres y, por eso, la primera tarea de nuestra Congregación es promover la fe, y después defender la fe contra los errores y las herejías que hacen daño a los hombres, porque obstaculizan la recepción de las palabras de Dios".


Sobre el Papa Francisco, el Prelado destacó su capacidad para "acercarse a los corazones de los hombres". "Se acerca a los pobres y a los que sufren de forma amistosa. No hace distinciones. Igual a pobres que a jefes de Estado. El amor de Dios que se hace visible en el Papa une a todos los hombres, que somos iguales ante Dios y entre nosotros, somos hermanos. El Papa no sólo habla de esta amistad que Dios tiene con nosotros sino que la pone en práctica, y también de cara a los todavía no creyentes porque todos son amados a pesar de los prejuicios que tienen contra la religión", ha subrayado.


Además ha subrayado que "¡todos tienen que saber que son amados por Dios! Esta es la razón de la alegría cristiana. Nosotros vivimos de la esperanza. Sabemos que Dios lleva todo a cabo, a la perfección, al cumplimiento, en Jesucristo".


Mons. Müller es el editor de las obras completas de Benedicto XVI y por eso sigue en contacto con él. "Está relativamente bien de salud, pero lo más importante es que tiene la cabeza absolutamente clara. No sé si va a seguir escribiendo, pero sigue en contacto con nosotros para la edición científica de sus obras completas. Puede ser que escriba algunos escritos autobiográficos. Ha escrito muchísimo y muy bueno. Calculamos que llegan a 30.000 páginas sólo en sus libros, sin incluir los documentos del magisterio", ha declarado.


Etiquetas: Iglesia Católica, Congregación para la Doctrina de la Fe, Papa Francisco, Unidad de los cristianos



No hay comentarios.:

Publicar un comentario