martes, 22 de julio de 2014

Con anticonceptivos hormonales para menores gobierno de Argentina fomenta irresponsabilidad, advierten


BUENOS AIRES, 22 Jul. 14 / 05:29 pm (ACI/EWTN Noticias ).- La política establecida por el Ministerio de Salud de Argentina de distribuir anticonceptivos hormonales para adolescentes promueve la irresponsabilidad, advirtió la plataforma ciudadana ArgentinosAlerta.


El Ministerio de Salud anunció el 13 de julio la distribución de un anticonceptivo hormonal para adolescentes, que se aplicará como un implante subdérmico en el brazo de las mujeres, que eliminará hormonas dentro de su cuerpo durante los siguientes tres años.


El objetivo de este sistema, indicaron las autoridades, es “disminuir el indicador de fecundidad y la tasa de natalidad en mujeres adolescentes”.


En declaraciones a ACI Prensa, el directivo de ArgentinosAlerta, Martín Patrito, advirtió que con programas como el establecido por el Ministerio de Salud de Argentina “ante la falsa sensación de seguridad que provee el anticonceptivo se multiplican los encuentros sexuales lo cual lleva a un aumento de las enfermedades de transmisión sexual y tampoco puede asegurar que no se produzcan embarazos indeseados”.


“Se genera así todo una cultura de la irresponsabilidad ante la confianza ciega en un dispositivo tecnológico”, advirtió.


Por su parte, el Dr. Carlos Beltramo, del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra (España), en declaraciones para ArgentinosAlerta, advirtió que "se trata al embarazo como una infección de transmisión sexual (ITS), con lo que el efecto de compensación de riesgo es alto para el propio embarazo pero mucho mayor para las que sí son verdaderas ITS, lo que nos pone de cara a un eventual problema de salud pública mayor a mediano plazo: no es probable que se resuelva el drama de los embarazos adolescentes pero además podremos ver crecer cifras en ITS que incluso creíamos superadas, cosa que ya ha sucedido en otros países”.


Por su parte, María Inés Franck, investigadora del Centro de Bioética de Argentina, advirtió que “el implante no sólo desliga a las jóvenes de las pastillas”, como promueve el gobierno, “sino que también parece orientado a desligar a los adultos de los reales problemas de las adolescentes, como desentendiéndose de ellas y dejándolas libradas a su suerte, una vez que los adultos se han asegurado que no tendrán ‘problemas’ pues no quedarán embarazadas”.


Con esta política, lamentó, “se verifica como una renuncia a ir al fondo del problema y sus causas”.


“Entre las consecuencias ocultas también puede producirse un creciente ‘desligarse’ de toda responsabilidad por parte del varón ante la seguridad anticonceptiva permanente que se estaría garantizando a la mujer”, señaló Franck.


La experta advirtió que “es claro que un implante de este tipo, que es permanente, requiere ‘mínimo seguimiento’, será reversible en la medida en que haya posibilidades de extracción y es legítimo que nos preocupemos sobre que esta campaña no sea una forma permanente de control poblacional”.


“Igualmente nos preguntamos: ¿Se puede quitar antes de los 3 años? ¿Tiene problemas si tuviera un accidente? ¿Qué sucede si no se lo quita a los tres años?”, cuestionó.


Citado por ArgentinosAlerta, el Obispo auxiliar de Santiago del Estero (Argentina), Mons. Ariel Torrado Mosconi, señaló que si bien el embarazo adolescente “es un mal muy grave y extendido en nuestra sociedad”, resulta “ilusorio buscar la solución más fácil a través del uso de anticonceptivos".


"Es preocupante que no se diga nada de un tema muy delicado. Me refiero a la necesidad de una autorización de los padres para que adolescentes puedan ser sometidas a esta intervención. De esta manera el Estado está interfiriendo en una responsabilidad que le compete exclusivamente a los padres de las menores", dijo.


Etiquetas: Argentina, Anticonceptivo, Sexualidad entre Adolescentes, Adolescentes




No hay comentarios.:

Publicar un comentario