jueves, 29 de enero de 2015

La imposición del palio ya no será en Roma


Los arzobispos lo recibirán en las diócesis. El maestro de ceremonias pontificias explica: 'Esta decisión del Papa enriquece el sentido de comunión'


Ciudad del Vaticano, 29 de enero de 2015 (Zenit.org) Redacción | 1 hit


El santo padre Francisco ha decidido cambiar la modalidad de la entrega del palio a los nuevos arzobispos metropolitanos. Con una carta enviada a las nunciaturas apostólicas, con fecha del 12 de enero de 2015, el maestro de ceremonias pontificias, monseñor Guido Marini, ha comunicado esta decisión del Papa.


La cinta de lana blanca, que simboliza la oveja en los hombros de Jesús Buen Pastor, será entregada y ya no “impuesta” por el Santo Padre, como era tradicional el 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo. De este modo, la imposición del palio a los nuevos arzobispos se realizará en sus diócesis de origen por parte los nuncios apostólicos.


Sobre esta nueva decisión del papa Francisco, ha hablado monseñor Marini en Radio Vaticano. Así ha explicado que a partir del próximo 29 de junio, los arzobispos metropolitanos estarán presentes en Roma, concelebrarán con el Santo Padre, participarán en el rito de bendición de los palios, pero no habrá imposición, simplemente “recibirán el palio designado para ellos de parte del Santo Padre de forma más sencilla y privada”. Por tanto, la imposición se efectuará en sus diócesis de pertenencia y, en un segundo momento, en presencia de la Iglesia local y en particular de los obispos de las diócesis sufragáneas acompañados por sus fieles.


El significado de esta modificación --ha explicado monseñor Marini-- es el evidenciar con más fuerza la relación de los arzobispos metropolitanos -los nuevos nombrados- con su Iglesia local y por tanto, dar también a más fieles la posibilidad de estar presentes en este rito tan significativo para ellos, y también particularmente a los obispos de las diócesis sufragáneas, que de esta forma podrán participar en el momento de la imposición.


Asimismo, monseñor Marini precisa que en este sentido “se mantiene todo el significado de la celebración del 29 de junio, que subraya la relación de comunión y también de comunión jerárquica entre el Santo Padre y los nuevos arzobispos, y al mismo tiempo, a esto se añade --con un gesto significativo-- esta unión con la Iglesia local.


Finalmente ha asegurado que este gesto enriquece el sentido de comunión.



(29 de enero de 2015) © Innovative Media Inc.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario