miércoles, 30 de septiembre de 2015

No hay hogar sin cruz: 7 dolores que marcaron la familia de Santa Teresita del Niño Jesús

REDACCIÓN CENTRAL, 30 Sep. 15 (ACI).- “En las familias siempre, siempre hay cruz, siempre. Porque el amor de Dios, el Hijo de Dios, nos abrió también ese camino. Pero en las familias también después de la Cruz hay Resurrección”, señaló el Papa Francisco a las familias que participaron del reciente Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia.

Santa Teresita del Niño Jesús y sus padres -los esposos Celia y Luis Martin, que serán canonizados el próximo 18 de octubre-, tuvieron una vida familiar profundamente marcada por la cruz y el dolor e hicieron de esas tribulaciones un camino de santidad.

1. Extrema exigencia

Tanto Luis como Celia fueron hijos de padres militares, cristianos de fe viva. Sin embargo, los padres de Celia la criaron con extrema rudeza, autoritarismo y exigencia. Tanto así que en una de sus cartas dijo que su infancia y juventud fueron tristes “como un sudario”. Se sabe que la madre de Celia era una mujer de muy mal carácter.

2. Rechazados para la vida religiosa

Celia estudió en el internado de las religiosas de la Adoración perpetua y Luis con los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle). Durante su juventud, ella pidió formar parte de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul y él quiso ingresar al Monasterio del Gran San Bernardo. Sin embargo, ambos fueron rechazados.

Luis se dedicó al oficio de relojería y Celia se convirtió en una famosa empresaria con el “punto de Alençon”, un encaje de los más conocidos de la época. En una ocasión los dos se cruzaron por la calle y ella se quedó impresionada de ver a un joven de noble fisonomía, semblante reservado y dignos modales. Se dice que ella sintió una voz que le decía: “Éste es el hombre predestinado para ti”.

3. La pérdida de los hijos

Se conocieron, enamoraron y tres meses después de su primer encuentro se casaron. Al haber cultivado una vida de fe muy profunda, llevaron una matrimonio ejemplar con Misa diaria, oración personal y comunitaria, confesión frecuente y participación en la vida parroquial. De esta unión nacieron nueve hijos, pero sufrieron la muerte prematura de cuatro de ellos. Entre las cinco hijas que sobrevivieron se encontraba la pequeña Santa Teresita del Niño Jesús.

4. El cáncer

A los 45 años, Celia fue diagnosticada de un tumor en el pecho y vivió su enfermedad con mucha esperanza cristiana hasta su muerte en 1877. Luis tuvo que sacar adelante a su familia. Luego se trasladó a Lisieux, donde residía el hermano de Celia, y la tía Celina lo ayudó a cuidar de las hijas. Más adelante las cinco serían religiosas, cuatro en el Carmelo y una en la Visitación.

5. Holocausto para Dios

Luis desarrolló una enfermedad que le fue restando fuerzas y capacidades. Llegó a perder sus facultades mentales y fue internado en el sanatorio del Buen Salvador en Caen. En ocasiones tenía periodos de alivio y tuvo la plena facultad de ofrecerse como víctima de holocausto a Dios. Partió a la Casa del Padre en julio de 1894.

6. Camino de soledad

Santa Teresita sufrió mucho con la muerte de su mamá y escogió a su hermana Paulina como su segunda madre. Con el tiempo Paulina entró en el Carmelo y la pequeña Teresa cayó gravemente enferma con síntomas alarmantes de regresión infantil, alucinaciones y hasta anorexia. El 13 de mayo de 1883, después de varios novenarios de Misas y oración, una imagen de la Virgen María sonrió a Teresa y quedó curada súbitamente. Posteriormente la Santa también sufriría por la enfermedad de su amado padre, quien la llamaba “su reinecita”.

7. Firmes ante las adversidades

En una ocasión Santa Teresita escribió: “Tuve la dicha de pertenecer a unos padres incomparables, que nos rodearon de los mismos cuidados y cariños… Quería Jesús sin duda, en su amor, hacerme conocer a la madre incomparable que me había dado, y a la que su divina mano quería a toda prisa coronar en el cielo… Mis primeros recuerdos guardan la huella de las más tiernas sonrisas y caricias… Amaba yo mucho a papá y a mamá, y les demostraba de mil maneras mi ternura”.

“Nuestro padre querido bebería la más amarga, la más humillante de todas las copas… El 29 de julio del año pasado, Dios rompió las ataduras mortales de su incomparable servidor, llamándole a la recompensa eterna” (Tomado de “Historia de un alma”).

Así se expresó de su familia, la gran Santa Teresita del Niño Jesús, Doctora de la Iglesia y Patrona de las misiones, quien así como sus padres, mantuvo su fe en el Señor, a pesar de las desgracias y enfermedades que también se vive hoy en muchas familias del mundo.

Santa Teresita del Niño Jesús, patrona universal de las misiones. http://t.co/6wG8dP0ZfL

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 30, 2015

 

7 prácticas cotidianas que fortalecerán la vida cristiana de los varones

PHOENIX, 30 Sep. 15 (ACI).- El Obispo de Phoenix (Estados Unidos), Mons. Thomas J. Olmsted, publicó una carta pastoral titulada “Firme en la Brecha”, en la que alienta a los varones católicos a perseverar en “7 prácticas básicas” de forma diaria, semanal y mensual, de tal forma que se preparen para el “combate espiritual” cotidiano que afronta el cristiano.

“Véanlo de esta manera”, explica el Prelado en su carta pastoral, “aquellos soldados que no se mantengan fuertes en cuerpo y mente; y que no practiquen las artes esenciales del combate, no estarán listos para la batalla, y serán un peligro para ellos mismos y para sus compañeros en armas”.

Esto mismo vale para los hombres católicos, explica, pues “aquellos que no se preparen y fortalezcan así mismo para el combate espiritual son incapaces de mantenerse firmes en la brecha por Cristo”.

“Aunque hay muchas prácticas y devociones que un hombre católico puede seguir, les pido a perseverar en estas 7 prácticas básicas de manera diaria, semanal y mensual. Empiecen ahora mismo”, alentó.

De forma diaria:

1. Oren todos los días. El obispo estadounidense subraya que “cada hombre católico debe empezar su día con oración”.

“¡Sin oración, un hombre es como un soldado sin comida, agua, o munición!” advierte el Prelado, al tiempo que aconseja orar “las tres oraciones esenciales de la fe católica: el Padre Nuestro, el Ave María, y el Gloria” y en cada comida.

2. Examinen su conciencia antes de ir a dormir. El obispo aconseja a los varones católicos tomar “unos minutos para repasar lo que hicieron ese día, piensen en sus bendiciones y pecados. Denle gracias a Dios por sus bendiciones y pidan perdón por sus pecados. Digan el Acto de Contrición”.

3. Vayan a Misa. Mons. Olmsted subraya que “la Misa es un refugio en el Combate Espiritual, en el que los hombres católicos se encuentran con su Rey, escuchan sus mandatos y son fortalecidos con el Pan de Vida”.

4. Lean la Biblia. “Mis hermanos en Cristo, de esto pueden estar seguros: los hombres que leen la Biblia crecen en gracia, sabiduría y paz”, asegura el obispo.

5. Santifiquen las fiestas. El obispo destaca que “como hombres católicos deben empezar, o profundizar en la santificación de este día. Si están casados, deben llevar el liderazgo con sus esposas e hijos, para que hagan lo mismo”.

“Dediquen el día al descanso, y el auténtico recreo; eviten todo trabajo innecesario. Pasen tiempo en familia, vayan a Misa, y disfruten el regalo de ese día”, indica.

De forma semanal o mensual:

6. Confiésense. “Nuestro Señor Jesucristo es un Rey misericordioso que perdonara a quienes confiesen humildemente sus pecados; no perdonara a quienes se rehúsen. ¡Abran sus almas al regalo de su misericordia!”, alienta.

7. Construyan fraternidad con otros hombres católicos. En su último consejo, el Prelado estadounidense recuerda que “la fraternidad católica tiene un impacto dramático en la vida de los hombres”.

“Los hombres que tienen lazos de hermandad con otros hombres católicos oran más, van a Misa y a la Confesión más frecuentemente, leen las Escrituras más; y están más activos en la Fe”, asegura.

Mons. Olmsted expresa su deseo de que los fieles consideren de ayuda este mensaje, y “lo lleven consigo ante el Señor en oración; y sigan adelante confiados en su vocación masculina”.

“Nuestra vida en Cristo no es una vida de ‘qué hacer’ y ‘qué no hacer’”, explica, sino que “es más bien una aventura en la libertad verdadera”.

El Prelado aborda también en su carta pastoral cuestionamientos como ¿qué significa ser un hombre cristiano? ¿cómo ama un hombre católico? y ¿por qué la paternidad, adecuadamente entendida, es tan crucial para cada hombre?

El texto completo de la carta pastoral “Firme en la Brecha” de Mons. Thomas J. Olmsted puede encontrarse, en español, en este enlace: http://www.intothebreach.net/firme-en-la-brecha/

Asesinan a sacerdote cuando iba a celebrar Misa en pueblo de Filipinas

ROMA, 30 Sep. 15 (ACI).- Ayer en la mañana el P. Antonio Magalso fue asesinado a puñaladas cuando se disponía a celebrar la Misa en una parroquia de la ciudad de Tanjay, en la isla de Negros, ubicada en el centro de las Filipinas.

El sacerdote de 44 años llegó muerto al hospital. Según informaron los testigos de esta tragedia, el asesino fue capturado por la policía y está siendo interrogado. Los primeros rumores indican que al parecer el hombre tiene desequilibrios mentales.

“Estamos profundamente consternados por un asesinato a sangre fría sin ningún motivo. El P. Magalso era un párroco sencillo, muy querido por su gente, dedicado a la vida pastoral. No era un sacerdote activista comprometido en otras batallas”, dijo a la agencia vaticana Fides el P. Nathaniel Gómez, sacerdote de la Diócesis de Dumaguete, donde pertenecía el P. Magalso.

Además de su labor pastoral como sacerdote, el P. Magalso también era el responsable de la Comisión Diocesana de Apostolado Bíblico.

El P. Gómez añadió que la gente está desconsolada y que “el asesinato no ha estado motivado por el robo: la policía está investigando”.

La Diócesis de Dumaguete está de duelo. El Obispo local, Mons. Julito Cortés, convocó a que se realice una hora santa en todas las parroquias de la diócesis para orar por el alma del sacerdote asesinado y por la conversión del homicida.

Mons. Cortés viajó a la parroquia de Santa Cruz, donde el P. Magalso era párroco. El Prelado consoló a los feligreses y los alentó a tener coraje, a orar y a “vivir este evento en un ambiente de penitencia y de misericordia”.

Este sábado se celebrará una Misa en honor al P. Magalso en la catedral de la ciudad y el funeral será el 7 de octubre en su pueblo natal.

 

El Vaticano confirma el encuentro entre el Papa y Kim Davis

El Vaticano confirma el encuentro entre el Papa y Kim Davis

El padre Federico Lombardi afirma que el encuentro tuvo lugar en Washington durante la visita apostólica del Santo Padre

Ciudad del Vaticano, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

El Vaticano ha confirmado que el papa Francisco se reunió con Kim Davis, funcionaria del condado de Rowan en Kentucky (Estados Unidos), aunque no ofreció más detalles.

En un comunicado difundido por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, su director, el padre Federico Lombardi, aseguró que la señora Davis y el Pontífice se reunieron e indicó: "No desmiento que la reunión tuvo lugar, pero no tengo ningún comentario que añadir".

Davis fue encarcelada durante seis días por desobedecer una orden judicial federal para emitir licencias de matrimonio a parejas homosexuales, alegando no poder ir en contra de su conciencia y su creencia cristiana. El caso provocó una fuerte polémica en todo el país sobre si los empleados del gobierno, junto con las empresas privadas, tienen el derecho legal de negarse a casar a las parejas del mismo sexo.

Según informó el abogado de Davis, Matthew Staver, la señora Davis y su esposo, Joe, acudieron a la nunciatura en la tarde del jueves. Asimismo, contó que Francisco les regaló unos rosarios y le pidió “mantenerse fuerte” y le dio las gracias por su “valentía”.

Ella misma declaró en el comunicado: “Nunca pensé que me encontraría con el Papa. ¿Quién soy yo para haber tenido esta oportunidad? Sólo soy una funcionaria del Condado que ama a Jesús y deseo servirle de todo corazón”.


Para más información:

https://www.lc.org/newsroom/details/pope-francis-met-privately-with-kim-davis-and-encouraged-her-to-stay-strong-1

 

"Buscarte has en mí, y a mí buscarte has en ti"

"Buscarte has en mí, y a mí buscarte has en ti"

Carta pastoral del arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro Sierra. 'Santa Teresa nos invita a vivir la vida delante de la persona de Jesucristo y ofrece a los demás la persona del Señor'

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Mons. Carlos Osoro | 0 hits

El título de la carta pastoral del arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro Sierra, para esta semana es "Buscarte has en mí, y a mí buscarte has en ti". A continuación publicamos el texto íntegro de la misma:

¡Qué maravilloso es poder contemplar una vida totalmente regalada a Dios para poner a todos los hombres en sus manos! Esta fue la vida y la obra de santa Teresa de Jesús. Cuando estamos celebrando el V Centenario de su nacimiento es una gracia poder hacer esta memoria de la carmelita descalza, que sigue estando de actualidad porque, entre otras cosas, nos recuerda aquellas palabras de Jesús: «por ellos». Este es un tiempo memorable para todos los monasterios de Carmelitas Descalzas y para todos los hombres. Pues la presencia del Carmelo nos ayuda a descubrir que el Señor quiso que hubiera en la Iglesia personas consagradas a contemplarlo, que ofreciesen su vida por los hombres, que pidiesen por todas aquellas situaciones que vivimos los humanos en las que no construimos la cultura del encuentro. ¡Qué tarea más hermosa! ¡Qué profesión más excepcional! Sí, profesión, lo digo con toda intención, pues dejan la vida enteramente al Señor para vivir en Él y desde Él y para Él y así realizar y acercar ese gran servicio a esta humanidad: el de recordarnos que Dios está en el centro, que el Señor de la Historia y de la vida es Jesucristo. Avivan la memoria de una mujer tan excepcional como santa Teresa de Jesús, quien quiso hacer la ofrenda de su vida unida a la de Cristo para que todos los hombres tengan auténtico porvenir, que es el que se alcanza en presencia de Dios. Santa Teresa recibió un carisma que durante muchos siglos han venido siguiendo e interpretando todos los carmelos del mundo.

El Evangelio nos habla con mucha claridad de una realidad evidente en nosotros: pasamos el tiempo preocupados por cosas sin importancia. Y sin embargo, santa Teresa quiere hacernos ver que hay que vivir por lo que importa. Nos da a conocer con su vida y sus escritos que, donde se juega todo, es en quien es Señor de todo, a quien damos nuestro corazón. Por eso quiero deciros en este V Centenario a todas las carmelitas: ¡qué importante y qué dimensiones adquiere y tiene vuestra vida hijas de Teresa! ¡Qué importante es que vosotras tengáis la valentía de decir con vuestra presencia en el monasterio, con vuestro modo de vivir, con vuestra manera de actuar, con la dedicación que tenéis al Señor y a todos los hombres, esas palabras que nos dirige el Señor, «Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna. [...] todo aquel que se declare por mí ante los hombres, yo también me declararé por él ante mi Padre que está en los cielos» (cfr. Mt 10, 28-33). Muchas veces, entretenidos en cuestiones secundarias, nos ocupamos de qué hacen los demás y nos desocupamos de lo que nos está pidiendo el Señor que hagamos. Gracias hermanas, porque vosotras habéis decidido ocuparos no de vosotras mismas, sino de los demás. Y el mejor modo de ocuparse de los otros, es ponerlos a buen recaudo, es decir, en manos de Dios.

Desde la vida y los escritos de santa Teresa de Jesús, quiero hacer estas afirmaciones con el deseo de que se conviertan en meditaciones para vosotros:

1. Santa Teresa nos descubre la fuerza que tiene la vida, cuando se realiza desde lo que yo llamo cristianismo en explicitud. ¿Qué quiero decir? Que se vive la adhesión a Jesucristo, como acción y pasión total de la vida. Santa Teresa lo hizo con total testimonio: ordena a esta tarea todas vuestras potencias y subordina todas las necesidades de la vida a este menester, aunque sean necesidades legítimas.

2. Hay muchas melodías en este mundo con las que los hombres quieren acompañar su ser, hacer y quehacer en esta vida. Junto a todas las melodías, santa Teresa supo mantener una de fondo: Jesucristo, que tiene que ser soporte de toda la vida y de todas las cosas que nos acontecen y centro de atracción de todas las exploraciones y caminos que hagamos los hombres.

3. Santa Teresa nos invita a vivir la vida delante de la persona de Jesucristo y ofrece a los demás la persona del Señor en la que realmente se conjugan la suprema autonomía y libertad y la suprema apertura y comunicación. No hay posibilidad de descubrir lo que es la libertad verdadera más que junto a quien nos descubrió y entregó la suprema libertad. No hay posibilidad de abrirse a los demás y de prestar ayuda a todos más que aprendiendo de quien se abrió a todos y lo dio todo.

4. ¡Qué fuerza tiene para construir esta historia la vida y la obra de santa Teresa de Jesús! No es fácil encontrar personas que tengan la osadía de ofrecer a Jesucristo todo lo que son, pero bendita osadía cuando las encontramos. Santa Teresa es una de ellas, es así; en medio de un mundo que se conforma según las medidas que los hombres entregamos y hacemos a nuestro gusto y según nuestro parecer, la Santa es una provocación de amor. De ese amor de Dios fiel que no pone condiciones a nadie. Ofrece a Cristo toda su receptividad y capacidad para ser plenitud de Dios. Tuvo la osadía de nuestra Madre la Virgen María que dijo a Dios con todas las consecuencias: «hágase en mi según tu Palabra».

5. En nuestro mundo, donde en muchas ocasiones los criterios desde los que nos movemos son la máxima eficacia, la rentabilidad y la producción, ¿qué seremos capaces de pensar y decir sus habitantes de santa Teresa y de quienes han sido sus seguidoras, que dedican el tiempo a contemplar a Jesucristo en el trabajo diario para sustentarse, en la oración comunitaria, y teniendo como centro y culmen de todo el sacramento de la Eucaristía? Santa Teresa y sus hijas estáis haciendo una gran revolución. Pues no os conformáis a este mundo que hace hombres productores y consumidores. Vosotras queréis aportar al mundo oxígeno, luz, fuerza interior, razones para vivir, sentido de la vida y esperanza. Queréis entregar a este mundo lo que le falta, que es alma. Invitáis a que los hombres hagamos una humanidad humana, con la humanidad verdadera, que es la que Dios haciéndose hombre nos entregó y que nosotros descubrimos en la contemplación de Cristo y vivimos en la comunión con Él.

6. Un día oyó santa Teresa estas palabras: «déjalo todo, ven y sígueme». Se sintió escogida, amada e invitada a ser amiga del Señor. Así comenzó una relación personal con Él. Puso la confianza en el Señor y su deseo fue que todos los hombres la pusieran en Él. Fiémonos de Él.

7. Sabemos muy bien que las preguntas fundamentales de la humanidad siempre giran en torno al amor y al odio, a la culpabilidad y el perdón, a la paz y a la guerra, a la verdad y a la mentira, al sentido de la vida y de la muerte, a la fe en Dios. Santa Teresa, sabe muy bien que quien conduce a la vida plena es Jesucristo y ella quiso acercar y entregar esta Belleza a los hombres. En la Eucaristía nos encontramos con la Belleza y en ella, modelamos la vida.

Con gran afecto, os bendice:

+Carlos, Arzobispo de Madrid

Santa Teresa del Niño Jesús - 1 de octubre

Santa Teresa del Niño Jesús - 1 de octubre

«Doctora de la Iglesia, maestra del camino espiritual, con su virtud esta gran carmelita ha legado al mundo un excelso tratado de cómo sobrenaturalizar lo ordinario. Es la patrona de las misiones»

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Isabel Orellana Vilches | 0 hits

Su frágil apariencia y forma de expresión de algunos escritos, que pueden recordar un estilo un tanto infantil, a estas alturas, y con lo que se sabe de ella, no puede confundir a nadie. La gran Teresa de Lisieux era una mujer de una reciedumbre espiritual poco común. Fue doctora del amor en grado sublime, ciertamente heroico. Sobrenaturalizó las pequeñas cosas cotidianas, afrontando con decisión irrevocable por amor a Cristo las que más cuestan, las que interrumpen el flujo del amor a Dios y a los demás en cuestiones aparentemente nimias, sutiles, pero que esconden cierto grado de sufrimiento nada desdeñable. El camino espiritual que ha trazado con su virtud es un excelso tratado de cómo superarlas.

Tuvo una vida corta, intensa y entregada, rebosante de tanta ternura y de tal riqueza, que habría sido irreparable de todo punto no haber podido contar con su impresionante testimonio de amor. Por fortuna, dejó plasmada en su formidable Historia de un alma, además de hacerlo en sus cartas y escritos, la pasión que inundaba todo su ser en un gesto supremo de generosidad, culminando esta obra a punto de morir. Sembró el amor hasta que exhaló el último suspiro. Esta insigne carmelita, patrona de las misiones, continúa perfumando con su exquisita caridad el orbe entero.

Vino al mundo en Alençon, Francia, el 2 de enero de 1873. Tuvo el privilegio de nacer en un hogar de dos auténticos hijos de Dios, encumbrados por la Iglesia a los altares: Luís y Celia. Vio desfilar ante ella a sus hermanas María, Paulina y Celina, precediéndole en el Carmelo. Soñó con seguir sus pasos ardientemente, suplicó tanto, que al final obtuvo lo que deseaba. Tenía de su parte, además de la gracia divina, el apoyo de su padre; su madre ya había fallecido. Leonia, otra de sus hermanas, eligió a las religiosas de la Visitación. Como su fe no tenía fronteras, en julio de 1887 Teresa arrancó con su oración la conversión del condenado a muerte Pranzini. Esa Navidad la marcó a fuego. Comprendió que el Niño Dios se había hecho pequeño por amor a ella, para infundirle valor en su seguimiento. Y aunque tenía 15 años, su padre no dudó en conducirla ante el papa León XIII, a quien expuso con firmeza su deseo de ingresar en el Carmelo, lo cual se produjo en 1888.

Profesó en 1890, cuando su padre ya había enfermado, teniendo claro su objetivo de escalar las más altas cumbres del amor. Apuraba el tiempo, como si supiese que no se le concedería demasiado, orando, haciendo penitencia y aprovechando todos los momentos para mortificarse con cualquier circunstancia propiciada por la convivencia. Delicada, sensible y exquisita en su trato, sufría gestos que contravenían su visión de cómo debía ser la vida religiosa y los ofrendaba a Cristo. Según el precepto evangélico buscaba expresamente a las hermanas de trato más complejo y les dedicaba a conciencia lo mejor de sí. «Ahora comprendo que la caridad perfecta consiste en soportar los defectos de los demás, en no extrañarse de sus debilidades, en edificarse de los más pequeños actos de virtud que les veamos practicar. Pero, sobre todo, comprendí que la caridad no debe quedarse encerrada en el fondo del corazón». Llevó con espíritu ejemplar las bajas temperaturas del convento: –«he sufrido de frío en el Carmelo hasta morir»–, silenció su horror a determinados insectos, soportó con dulzura acusaciones infundadas sin justificarse, etc. Y cuando veía que su debilidad podía ponerla en grave aprieto faltando a la caridad, huía, haciendo de este gesto una victoria sobre su tendencia dominante. Era la expresión de su oración continua. «Para mí, orar consiste en elevar el corazón, en levantar los ojos al cielo, en manifestar mi gratitud y mi amor lo mismo en el gozo que en la prueba».

Anhelaba el martirio: «Quería Jesús concederme el martirio del corazón o el martirio de la carne; preferiría que me concediera ambos». El primero le fue otorgado. Sin embargo, en un momento dado de su vida expresó: «He llegado a un punto en el que me es imposible sufrir, porque todo sufrimiento es dulce». En 1893 fue designada ayudante de la maestra de novicias. Desconocían que vivía una intensa aridez. Y es que estaba tan centrada en la Eucaristía que era hartamente difícil imaginarlo. Sabía que la vivencia de la virtud sin la gracia de Dios es imposible. Humildemente escribió: «Yo soy un alma minúscula, que solo puede ofrecer pequeñeces a nuestro Señor». Con esas «pequeñeces» iluminó el camino de la perfección y se convirtió en maestra de la infancia espiritual. «La santidad no consiste en esta o la otra práctica, sino en una disposición del corazón que nos hace humildes y pequeños entre los brazos de Dios, conscientes de nuestra flaqueza y confiados hasta la audacia en su bondad de Padre».

En 1894 murió su padre, y a finales de ese año comenzó a escribir la Historia de un alma por indicación de la madre Inés de Jesús, su hermana Paulina. En 1895 se sintió llamada a ofrendarse al amor misericordioso. Poco después experimentó la más alta intensidad del mismo, la «herida de amor». Acogió con entusiasmo la misión de acompañar espiritualmente a Bellière, que se preparaba para ser misionero, y en 1896 la del padre Roulland que se hallaba en misiones en el extranjero. En Semana Santa de ese año sufrió los primeros ataques de hemoptisis, y entró en la «noche de la fe», que perduró hasta el fin de sus días.

En 1897, ya gravemente enferma, la madre María de Gonzaga le indicó que continuase el manuscrito de su vida. El 8 de julio de ese año fue conducida a la enfermería. En el Cuaderno amarillo se constata la inmensa riqueza que continúo legando en el lecho del dolor. Allí entregó su vida el 30 de septiembre, exclamando: «Oh, le amo...». Como vaticinó, tras su partida hizo «caer una lluvia de rosas». Pío XI la beatificó el 29 de abril de 1923, y la canonizó el 17 de mayo de 1925. Juan Pablo II la proclamó doctora de la Iglesia el 19 de octubre de 1997.

El Papa bendice una estatua de santa Rita, regalada por fieles del Líbano

El Papa bendice una estatua de santa Rita, regalada por fieles del Líbano

La estatua, de 6 metros de altura y 27 toneladas, será colocada en la ciudad natal de la santa 

 

Ciudad del Vaticano, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

El papa Francisco, al concluir la audiencia general, bendijo una estatua de santa Rita, regalo de un grupo de devotos libaneses. La estatua, que mide 6 metros y pesa 27 toneladas, está realizada en piedra caliza y será colocada en el cruce de la calle que conduce a Roccaporena --ciudad natal de la santa-- con Cascia, en cuya basílica está su cuerpo.

Por ello, le han presentado al Santo Padre a los a los “devotos de Santa Rita” presentes en la audiencia, procedentes de distintas partes de Italia, acompañados por monseñor Renato Boccardo, arzobispo de Spoleto-Norcia, diócesis en la que tiene sede la ciudad de Cascia. El prelado celebrará esta tarde la misa en el altar de la cátedra de la basílica vaticana.

“Al bendecir la gran estatua de la santa --ha dicho el Pontífice en los saludos--  invito a todos, en el próximo Jubileo de la Misericordia, a releer su extraordinaria experiencia humana y espiritual como signo del poder de la misericordia de Dios”.

 

Harambee costeará los estudios de hostelería de jóvenes africanas

Harambee costeará los estudios de hostelería de jóvenes africanas

Siete estrellas Michelin y catorce soles Repsol se unen para hacer realidad "Chef to Chef", un original proyecto solidario que tiene como objetivo cambiar la vida de estas alumnas y la de sus familias

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Harambee ha presentado este miércoles en Madrid el proyecto "Chef to Chef" en el que un grupo de cocineros españoles de reconocido prestigio apadrinan a jóvenes africanas para que puedan estudiar en escuelas de hostelería de su país y convertirse en profesionales de la cocina.

El proyecto ha sido apoyado por los chefs Jesús Almagro, Luis Bartolomé, Pedro Larumbe, María Marte, Adolfo Muñoz, Ismael Paredes, Paco Roncero, Mario Sandoval y Óscar Velasco.

Todos ellos han apadrinado a otras tantas jóvenes africanas y han creado un plato inspirado en su ahijada y en los ingredientes típicos de su país de origen. En total, siete estrellas Michelin y catorce soles Repsol se unirán en este proyecto solidario a fin de costear los estudios de las futuras alumnas.

Marie Catherine Akasa, Ana Rachelle Boua, Alice Mgua, Salomé Ngugi, Anne Waithera, Mónica Wanjiru, Marie Chantal Koffi, Micheline Kouadio y Leontine Kouakou estudiarán durante tres años, gracias a lo que recaude Harambee y al apadrinamiento de los cocineros españoles, en las escuelas de hostelería Yarani, en Abidjan (Costa de Marfil), y Kimlea, en Limuru (Kenia).

A las jóvenes, que provienen de zonas desfavorecidas, estos estudios les permitirán conseguir un empleo en el sector de la hostelería de su país o montar sus propios restaurantes. De una u otra forma, la iniciativa aspira a cambiar su vida y la de sus familias, informa el Opus Dei en su página web.

El importe se recaudará en una campaña de crowdfunding, en la que se puede colaborar hasta el 13 de noviembre, cuando se celebrará un cóctel en el que los chefs presentarán sus creaciones.

Harambee --que en swahili significa 'todos juntos'-- es un proyecto internacional de solidaridad con África subsahariana que colabora con proyectos educativos, sanitarios o asistenciales, impulsados y realizados por los mismos africanos en sus países. Todos sus voluntarios trabajan de forma altruista, sin percibir remuneración alguna.

Todo listo para el Encuentro de la Vida Consagrada en España

Todo listo para el Encuentro de la Vida Consagrada en España

El próximo fin de semana en Madrid, se darán cita 1.500 participantes. La reunión, que se enmarca en el Año de la Vida Consagrada, se celebrará bajo el lema “Corazones que desean algo grande”

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Mil quinientos participantes se darán cita los días 3 y 4 de octubre en Madrid, en el Encuentro de la Vida Consagrada en España, que se celebra bajo el lema “Corazones que desean algo grande”.

Esta única iniciativa conjunta, que se enmarca en el Año de la Vida Consagrada 2015 convocado por el papa Francisco, está organizada por la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, CONFER, Cedis, Nuevas Formas de Vida Consagrada y Ordo Virginum. En España, además, coincide con el Año Jubilar Teresiano.

El arzobispo de Zaragoza y presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada, Mons. Vicente Jiménez Zamora, presidirá los actos del sábado y el domingo. También estarán presentes el cardenal Carlos Amigo, O.F.M, arzobispo emérito de Sevilla; Mons. Carlos Osoro, arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE); Mons. Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo; Mons. Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres; Mons. Joaquín López de Andújar, obispo de Getafe; Mons. José María Yangüas, obispo de Cuenca; Mons. Demetrio Fernández, obispo de Córdoba; Mons. Gregorio Martínez, obispo de Zamora; Mons. Fidel Herráez, obispo auxiliar de Madrid y José María Gil Tamayo, secretario general de la CEE. Destaca también la participación de 38 vicarios de la Vida Consagrada en España y 7 asistentes de la vida monástica.

Este encuentro, celebrativo, formativo y festivo, consta de cuatro momentos, según ha indicado la Oficina de Información de la CEE en un comunicado. Los dos actos del sábado se celebrarán en la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de Madrid.

Por la mañana, tendrá lugar un Congreso que comenzará a las 10 de la mañana. El saludo a los asistentes correrá a cargo del arzobispo de Madrid, Mons. Carlos Osoro. Se desarrollarán tres ponencias en las que profundizarán en la espiritualidad, en la vida consagrada como camino de belleza, la misión y el servicio de los consagrados.

El profesor en el Pontificio Instituto “Teresianum” y consultor de la Congregación para las Causas de los Santos, P. François Marie Léthel, OCD, hablará sobre “La espiritualidad esponsal de la vida consagrada”. “La misión y el servicio de los consagrados, testimonio de la misericordia divina” será la conferencia expuesta por la Hª. Inmaculada Fukasawa, ACI, superiora general de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Por último, el P. Marko Ivan Rupnik, SJ, director del Centro de Estudios e Investigaciones Ezio Aletti, expondrá “La vida consagrada: camino de la belleza”.

Por la tarde, se celebrará un concierto-testimonio. En un clima de oración se alternarán testimonios con canciones. La oración de inicio estará a cargo de la Comunidad del Cordero. Durante varios momentos participará la Escolanía de niños de El Escorial. Será un acto de acción de gracias. La velada finalizará con una oración de la Comunidad Ecuménica de Taizé.

Mons. Vicente Jiménez Zamora presidirá el domingo, a las 10.30 horas, la eucaristía de acción de gracias en la Catedral de Ntra. Sra. La Real de la Almudena. Después de la Misa y hasta el cierre de la Catedral de la Almudena, se realizará una cadena de oración por la Vida Consagrada, en la capilla del Santísimo.

Durante varios días los participantes podrán peregrinar por lugares significativos de la vida consagrada en Madrid, para conocer de primera mano su labor en distintas áreas y orar juntos por las vocaciones consagradas. Se han preparado diversos itinerarios y una lista con los sitios en los que se veneran algunos mártires del siglo XX.

La Vida Consagrada en España tendrá un gesto solidario con la Vida Consagrada de Siria e Irak, como signo de comunión en estos momentos tan difíciles de presencia en aquellos países.

Obama y Castro hablan sobre la exitosa visita del Papa en ambos países

Obama y Castro hablan sobre la exitosa visita del Papa en ambos países

La reunión de los presidentes de Cuba y Estados Unidos sella una nueva etapa con el levantameinto del embargo como siguiente paso

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Los presidentes Barack Obama y Raúl Castro han protagonizado este martes en la sede neoyorquina de la ONU su segunda reunión tras el anuncio de la normalización de las relaciones bilaterales entre ambos países.

Tras la foto oficial, en la que Obama y Castro han posado muy sonrientes, los líderes de Estados Unidos y Cuba han hablado “sobre la exitosa visita del Papa en ambos países” antes de pasar a otros asuntos, según ha informado la Casa Blanca en un comunicado.

El Gobierno estadounidense ha sido parco en palabras a la hora de valorar el encuentro. Así, la Administración Obama ha señalado que el mandatario ha celebrado “el progreso realizado en el establecimiento de las relaciones diplomáticas”. También ha subrayado que más reformas en Cuba incrementarían “el impacto de los cambios regulatorios de Estados Unidos”.

Por último, la nota oficial ha tocado uno de los temas que más incomodan a los dirigentes cubanos al reiterar el apoyo del pueblo norteamericano “a los derechos humanos en Cuba”.

Todo parece indicar que el levantamiento del bloqueo en la Isla sigue siendo el principal escollo en la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana. Así se desprende de las palabras del ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, tras la primera reunión formal entre los gobernantes de ambos países, después de la apertura de las embajadas el pasado mes de julio.

Pero la delegación cubana también ha planteado en la reunión bilateral otros temas prioritarios. “La devolución del territorio que ocupa ilegalmente la base naval de Guantánamo en Cuba es un elemento de alta prioridad en el proceso de normalización entre los gobiernos”, ha dicho Rodríguez en una rueda de prensa posterior al encuentro “respetuoso y constructivo” que han mantenido ambos países.

El Vaticano presenta un ‘navegador’ sobre el Magisterio de la comunicación

El Vaticano presenta un ‘navegador’ sobre el Magisterio de la comunicación

Registra más de 1.100 documentos traducidos a diversos idiomas

Ciudad del Vaticano, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

“Iglesia y Comunicación” es una “biblioteca digital online” dedicada a los documentos sobre la comunicación propuestos por el Magisterio Pontificio. La página web pone a disposición de los usuarios fragmentos escogidos de entre más de 1.100 documentos traducidos a diversos idiomas, desde el siglo I al XX. Se llama proyecto Baragli y ha sido promovido por el Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) y realizado por Franco Lever y Paolo Sparaci, docentes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Pontificia Salesiana, quienes han contado con el apoyo de su Universidad y con la colaboración de la Libreria Editrice Vaticana y del portal Vatican.va. El proyecto ha sido presentado esta mañana en la sala de prensa del Vaticano.

Se trata de un “navegador” que guía la exploración de las fuentes disponibles en la red, una plataforma para la lectura y para el estudio personal, un ambiente abierto a la colaboración.

Durante la presentación, monseñor Claudio Maria Celli, presidente de dicho dicasterio, recordó que la finalidad del PCCS es promover la importancia de la comunicación en la vida de la Iglesia. Y precisó que “este proyecto es especialmente valioso, porque reúne y pone a disposición de un público cada vez más amplio una larga tradición de enseñanzas y reflexiones de la Iglesia sobre la centralidad de la comunicación”.

Del mismo modo, observó que los materiales que forman parte de este proyecto son extremamente significativos, ya que muestran cómo la Iglesia, a lo largo de toda su historia, ha tratado de afrontar los cambios en los medios y de las formas de comunicación que han plasmado la cultura y la sociedad humanas.

También aseguró que la publicación de estos materiales on line proporcionará los recursos primarios que permitirán a teólogos y estudiosos de la comunicación “profundizar sus reflexiones sobre la manera en la que la Iglesia debe hoy orientar su esfuerzo por compartir su mensaje con todas las personas”.

Franco Lever, dio a conocer la versión beta online en lengua italiana, en la dirección www.chiesaecomunicazione.com, con el fin de compartir los resultados alcanzados y recoger sugerencias para preparar la versión definitiva en los próximos meses. Mientras que Paolo Saparci explicó el funcionamiento de la web, mostrando la forma de trabajar en ella. 




 

El viaje apostólico de Francisco abre un estilo nuevo

El viaje apostólico de Francisco abre un estilo nuevo

Tres periodistas que le acompañaron cuentan sus impresiones y algunos particulares

Roma, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Sergio Mora | 0 hits

En un desayuno de trabajo entre diplomáticos y periodistas, que se ha realizado este miércoles en Roma en el hotel NH, se ha profundizado la comunicación y las repercusiones del viaje. Los conferencistas fueron tres periodistas que viajaron con el Papa: Valentina Alazraki de México; y los estadounidenses Frank Rocca; y Alan Holdren. El encuentro ha sido organizado  por Mediatrendsamerica.com, junto a la española Fundación Promoción Social de la Cultura (FPSC).

La periodista mexicana Valentina Alazraki indicó que el viaje del papa Francisco a Cuba y Estados Unidos ha cambiado la percepción. Antes del viaje los estadounidenses lo veían como un Papa que iba a condenar al capitalismo, al sistema estadounidense, mientras que los cubanos como un Pontífice que les iba a apoyar en su visión igualitaria de la sociedad.

Después del viaje ha cambiado todo, puesto que los temas fueron otros. En Cuba pidió libertad religiosa y en Estados Unidos despertó gran entusiasmo.

Pensábamos que iba a hablar del levante del bloqueo, de derechos humanos, pero habló de libertad religiosa, y durante todo el viaje insistió a encontrar lo que nos une a lo que nos divide.

En los terrenos en los que habría podido buscar la confrontación, no la buscó. Sin reivindicar, con su tono de voz tranquilo, buscando la conciliación.

“Sobre las repercusiones políticas en tema de migración y pena de muerte, soy en general pesimista”, dijo la periodista mexicana, porque nunca la influencia de un Papa llegó a modificar la agenda política de un país. No veo un impacto político, sino moral; cuando Juan Pablo II intentó detener la guerra de Bush, aunque no lo logró, despertó una reacción a nivel moral.

Sobre inmigración, como mexicana me llamó la atención su encuentro con los migrantes en Filadelfia. Veo una analogía, cuando ha dicho no tengan vergüenza, levanten la cabeza, ustedes han aportado un don a este país. En cierto modo como cuando Juan Pablo II dijo en Polonia que el Espíritu Santo baje e inunde... allí empezó a caer el muro de Berlín. Salva tu cultura les dijo Francisco, como a los polacos Juan Pablo II salva a tu fe católica.

Otro elemento ha sido el fuera programa del Papa en Filadelfia, durante el Encuentro Mundial de las Familias, al encontrar 5 víctimas de pedofilía, con un discurso muy fuerte. Porque antes podía haber dado la impresión de que se había solidarizado más con los obispos que con las víctimas. Un discurso muy fuerte, incluso sobre los obispos y su responsabilidad.

El Papa habló sobre la defensa de la vida, sin decir la palabra aborto, eutanasia. Habló del matrimonio hombre y mujer abierto a la vida, casi de paso, sin mencionar la homosexualidad. Su agenda no es la tradicional de la Iglesia, como estábamos acostumbrados.

Sobre la nunciatura había tenido contacto telefónico con algunos disidentes, y dijeron que si estaban allí cuando el Papa pasaba les va a saludar, pero no hubo tal encuentro. No fue una invitación a la nunciatura.

Siempre ha habido preguntas sobre el tema, y no sabemos si hubo algún encuentro privado. Puede parecer un un punto débil del viaje. Si bien llevar adelante el proceso de libertad en Cuba quizás fue más importante que haber tomado contacto directo con ellos. Seguramente hubo un motivo importante, no una falta de atención. No olvidemos --concluyó-- que el Santo Padre llevó consigo a Paul Richard Gallagher, vicesecretario para la Relaciones con los Estados.

Alan Holdren por su parte indicó que el papa Francisco “no dice nada de distinto de lo que la Iglesia siempre dice”, pero “plantea las cosas de otro modo”, sin hacer hincapié como otros papas en ciertos temas polémicos, lo que puede hacer parecerlo menos fuerte.

Entretanto recordó que el Papa conversó con las hermanas de la clínica que presentaron objeción de conciencia por las políticas sanitarias contraceptivas del Gobierno y también en el avión ha reiterado “el derecho de la libertad de conciencia”. A dos días del regreso aún están llegando noticias y repercusiones, dijo. Y si bien acaban de ejecutar a una mujer en Kentucky a pesar de que la carta que envió el Papa pidiendo que se pare ésto no ha funcionado. Indicó también la importancia de que se haya podido escuchar en directa televisiva, de la primera a la última palabra que el Papa dijo.

Consideró importante también que se haya presentado como “hijo de emigrantes y hermano de este pueblo”, muy importantes para el pueblo estadounidense. En Cuba una señora me dijo, contó Holdren: “Mi hija nunca ha escuchado palabras como estas en su vida, de reconciliación, de soñar sin límites”.

Por su parte el periodista estadounidense Frank Rocca señaló que pensaban en general, “que el Pontífice iba a hablar en estos dos países como lo hizo Juan Pablo II en Polonia”, y no fue de ese modo, si bien “en Cuba habló de libertad religiosa” y en Estados Unidos “con las monjas que se oponen a las políticas gubernamentales sobre contracepción”.

Añadió que los obispos lo han entendido, y también La Habana y la Casa Blanca, porque “tocó temas casi sin tocarlos”. Si alguien no quería oír podía no hacerlo dijo. Y “animaba sin gritar las cosas”.

Consideró también que para los católicos estadounidenses militantes, estos temas son muy importantes y podrían sentirse decepcionados porque no fueron gritados, aunque ésto en los próximos años podría volverse un problema. Los obispos lo siguen, los laicos lo entienden un poco menos. Existe un problema interno no fácil, si bien “los fieles no van a criticar al Papa”.

Francisco se reúne en Filadelfia con la familia que cruzó América en furgoneta

Francisco se reúne en Filadelfia con la familia que cruzó América en furgoneta

De forma inesperada, los Walker fueron convocados para tener un encuentro privado con el Papa. Viajaron durante más de seis meses para participar en el Encuentro Mundial de las Familias 

Madrid, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Con motivo del Encuentro Mundial de la Familias en Filadelfia, los Walker viajaron 18 mil kilómetros durante más de seis meses para llegar a Estados Unidos y ver al papa Francisco. El matrimonio argentino, junto a sus 4 hijos, soñaba con ver pasar al Santo Padre por las calles, o saludarlo detrás de una valla. Sin embargo, una inesperada llamada telefónica descolocó a toda la familia: fueron convocados para tener una reunión privada con el Pontífice.

Los Walker utilizaron su página de facebook América en Familia para contar lo vivido. “A las 6 de la mañana recibimos un llamado que el Papa quería conocernos, que vayamos inmediatamente al Seminario San Carlos. Imagínense el revuelo que se armó. Todos corríamos de un lado para otro en completo caos. Llegamos volando sin poder creer lo que nos estaba pasando”, relatan.

“En un hall nos dijeron que ahora vendría. Y a los cinco minutos estábamos frente a Francisco que nos dice: "¿Ustedes son la familia que viajó de Buenos Aires?, están locos" y se reía”, recuerdan. “Sí, le decimos. También tenemos una cuota de sana inconsciencia como vos”, prosiguen. “Grandes abrazos. Cala [uno de los hijos] se aferró a su cintura y no lo largaba”, señalan.

“Le dijimos que hay miles de familias en América que lo quieren mucho y están rezando por él. "Lo necesito, esto es muy difícil, desde este lugar se puede hacer mucho bien y mucho mal, recen por mí". Hicimos un abrazo grupal los siete”, destacan.

“Le dijimos que teníamos tantas ganas de saludarlo. Y nos dijo "cuando me dijeron que estaban por acá, yo dije que los quería conocer, los estuve siguiendo, ¡qué bueno que los encontraron!" Y en italiano le dice a alguno de la comitiva: "Esto es muy importante: una familia joven que tiene el coraje de salir en una kombi y ¡vivir la vida con júbilo! Que sale al encuentro de otras familias"”, añaden.

“Nos habían dicho que iba a ser rápido pero él seguía conversando. De gran charla los siete. Todo muy distendido y familiar, como si fuese un amigo de siempre”, aseguran. “"Gracias por venir" y le dijimos : "Gracias por inspirarnos a salir y hacer un poco de lío". Y mientras se iba, se da vuelta y con carcajada: "¡Son unos inconscientes!" El mejor regalo para el fin del viaje de nuestra vida”, reconocen.

También puede leer: Una familia argentina cruza América en furgoneta para ver al Papa

Texto completo de la catequesis del Papa en la audiencia del miércoles 30 de septiembre

Texto completo de la catequesis del Papa en la audiencia del miércoles 30 de septiembre

El Santo Padre reflexiona sobre su reciente viaje apostólico a Cuba y Estados Unidos 

Ciudad del Vaticano, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Publicamos a continuación la catequesis del Santo Padre en la audiencia del miércoles 30 de septiembre.

Queridos hermanos y hermanas, buenos días.

En los días pasados, he realizado el viaje apostólico a Cuba y Estados Unidos de América. Esto nació de la voluntad de participar en el 8ª Encuentro Mundial de las Familias, programado desde hacía tiempo en Filadelfia. Este “núcleo originario” se ha alargado a una visitada a Estados Unidos de América y a la sede central de las Naciones Unidas, y después también a Cuba, que se ha convertido en la primera etapa del itinerario.

Expreso nuevamente mi reconocimiento al presidente Castro, al presidente Obama y al secretario general Ban Ki-moon para la acogida que me han reservado.

Doy las gracias de corazón a los hermanos obispos y a todos los colaboradores por el gran trabajo realizado y por el amor a la Iglesia que lo ha animado.

Misionero de la Misericordia”: así me he presentado en Cuba, una tierra rica de belleza natural, de cultura y de fe. La misericordia de Dios es más grande que cualquier herida, de cualquier conflicto, de cualquier ideología; y con esta mirada de misericordia he podido abrazar a todo el pueblo cubano, en la patria y fuera, más allá de cualquier división. Símbolo de esta unidad profunda del alma cubana es la Virgen de la Caridad del Cobre, que precisamente hace cien años fue proclamada Patrona de Cuba. He ido como peregrino al Santuario de esta Madre de esperanza, Madre que guía en el camino de justicia, paz, libertad y reconciliación.

He podido compartir con el pueblo cubano la esperanza del cumplimiento de la profecía de san Juan Pablo II: que Cuba se abra al mundo y el mundo se abra a Cuba. No más cierres, no más explotación de la libertad, sino libertad en la dignidad. Este es el camino que hace vibrar el corazón de tantos jóvenes cubanos: no un camino de evasión, de ganancias fáciles, si no de responsabilidad, de servicio al prójimo, de cuidado de la fragilidad. Un camino que trae fuerza de las raíces cristianas de ese pueblo, que ha sufrido tanto. Un camino en el cual he animado de forma particular a los sacerdotes y a todos los consagrados, los estudiantes y las familias. El Espíritu Santo, con la intercesión de María Santísima, haga crecer las semillas que hemos sembrado.

De Cuba a Estados Unidos de América: ha sido un paso emblemático, un puente que gracias a Dios se está reconstruyendo. Dios quiere siempre construir puentes; ¡somos  nosotros los que construimos muros! ¡Los muros caen siempre!

Y en Estados Unidos he realizado tres etapas: Washington, Nueva York y Filadelfia.

En Washington me he reunido con las autoridades políticas, la gente común, los obispos, los sacerdotes y los consagrados, los más pobres y marginados. He recordado que la riqueza más grande de ese país y de su gente está en el patrimonio espiritual y ético. Y así he querido animar a llevar adelante la construcción social en la fidelidad a su principio fundamental, es decir,  que todos los hombres son creados de por Dios iguales y dotados de inalienables derechos, como la vida, la libertad y la persecución de la felicidad. Estos valores, compartidos por todos, encuentran en el Evangelio su pleno cumplimiento, como ha destacado bien la canonización del padre Junípero Serra, franciscano, gran evangelizador de California. San Junípero muestra el camino de la alegría: ir y compartir con los otros el amor de Cristo. Este es el camino del cristiano, pero también de cualquier hombre ha conocido el amor: no quedárselo para uno mismo  y no compartirlo con los otros. Sobre esta base religiosa y moral han nacido y crecido los Estados Unidos de América, y sobre esta base estos pueden continuar y ser tierra de libertad y de acogida y cooperar a un mundo más justo y fraterno.

En Nueva York he podido visitar la Sede central de la ONU y saludar al personal que allí trabaja. Tuve encuentro con el secretario general y los presidentes de las últimas asambleas generales y del consejo de seguridad. Hablando a los representantes de las Naciones, en la huella de mis predecesores, he renovado el ánimo de la Iglesia católica  y a esa institución y a su rol en la promoción del desarrollo y de la paz, reclamando en particular la necesidad del compromiso concorde y eficaz para el cuidado de la creación. He reiterado también el llamamiento a detener y prevenir las violencias contra las minorías étnicas y religiosas y contra la población civil.

Por la paz y la fraternidad hemos rezado antes el Memorial de la Zona Cero, junto con los representantes de las religiones, los parientes de los caídos y el pueblo de Nueva York, tan rico de variedades culturales. Y por la paz y la justicia he celebrado la eucaristía en el Madison Square Garden.

Tanto en Washington como en Nueva York he podido encontrar algunas realidades caritativas y educativas, emblemáticas del enorme servicio que las comunidades católicas --sacerdotes, religiosas, religiosos, laicos-- ofrecen en estos campos.

El culmen del viaje ha sido el Encuentro de las Familias en Filadelfia, donde el horizonte se ha agrandado a todo el mundo, a través del “prisma”, por así decir, de la familia. La familia, es decir la alianza fecunda entre el hombre y la mujer, es la respuesta al gran desafío de nuestro mundo, que es un desafío de nuestro mundo, que es un desafío doble: la fragmentación y la masificación, dos extremos que conviven y se apoyan el uno al otro, y juntos sostienen el modelo económico consumista. La familia es la respuesta porque es la célula de una sociedad que equilibra la dimensión personal y la comunitaria, y que al mismo tiempo puede ser el modelo de una gestión sostenible de los bienes y de los recursos de la creación. La familia es el sujeto protagonista de una ecología integral, porque es el sujeto social primario, que contiene a dentro de sí los dos principios-base de la civilización humana en la tierra: el principio de comunión y el principio de fecundidad. El humanismo bíblico nos presenta este icono: la pareja humana, unida y fecunda, puesta por Dios en el jardín del mundo, para cultivarlo y custodiarlo.

Deseo dirigir un fraterno y caluroso agradecimiento a monseñor Chaput, arzobispo de Filadelfia, por su compromiso, su piedad, su entusiasmo y su gran amor a la familia en la organización de este evento.

Mirando bien, no es casualidad sino providencial que el mensaje, es más, el testimonio del Encuentro Mundial de las Familias haya tenido lugar en este momento de Estados Unidos de América, es decir, en el país que en el siglo pasado ha alcanzado el máximo desarrollo económico y tecnológico sin renegar sus raíces religiosas. Ahora estas raíces piden volver a partir de la familia para repensar y cambiar el modelo de desarrollo, para el bien de toda la familia humana. Gracias.

 

 

 

El Papa: "La alianza entre el hombre y la mujer es la respuesta a los desafíos del mundo"

El Papa: "La alianza entre el hombre y la mujer es la respuesta a los desafíos del mundo"

Francisco asegura que el paso de Cuba a Estados Unidos ha sido emblemático, ‘gracias a Dios un puente se está reconstruyendo’

Ciudad del Vaticano, 30 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Rocío Lancho García | 0 hits

El santo padre Francisco ha compartido con los fieles reunidos en la plaza de San Pedro para la audiencia general, las experiencias vividas durante su reciente viaje apostólico a Cuba y Estados Unidos.

Miles de personas, han recibido al Papa como cada miércoles, con entusiasmo y alegría, y le saludaban a su paso con el papamóvil. Banderas de distintas naciones se agitaban en la plaza, haciendo así evidente la variada procedencia de los peregrinos.

De este modo, en el resumen de la catequesis hecha en español, el Pontífice indicó que “hoy deseo compartir con ustedes el grato recuerdo de mi reciente viaje a Cuba y a los Estados Unidos de América, que culminó con el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia”.

Llegué a Cuba --aseguró el Papa-- como ‘Misionero de la Misericordia’, y allí he experimentado la esperanza y la unidad de un pueblo que más allá de toda división y bajo la maternal mirada de la Virgen del Cobre, toma fuerza de sus raíces cristianas y afronta el futuro con un espíritu de servicio y responsabilidad.

Así, prosiguió recordando que “de allí pasé a los Estados Unidos de América, un paso que ha sido emblemático, gracias a Dios un puente se está reconstruyendo. En aquel país, he podido apreciar su gran patrimonio espiritual y ético, sobre el principio de que todos los hombres son iguales y dotados de derechos inalienables como la vida y la libertad. Estos principios son universales y encuentran en el Evangelio su máximo cumplimiento”. Y estaban ya presentes en los trabajos de Evangelización --afirmó Francisco-- que por aquellas tierras realizó el ahora santo Junípero Serra. El Papa indicó que “en la Sede de las Naciones Unidas he querido renovar el apoyo de la Iglesia católica a esta institución en la promoción de la paz, recordando también la importancia de frenar y prevenir toda clase de violencia contra las minorías étnicas y religiosas y contra la población civil”. Finalmente, el Santo Padre señaló que “el viaje ha culminado con Encuentro de las Familias, que le ha dado una dimensión universal, pues la alianza entre el hombre y la mujer es la respuesta a los desafíos del mundo actual, siendo a su vez modelo de la gestión sostenible de la creación, sobre los principios comunión y fecundidad con que fue querida e instituida por Dios”.

A continuación, el Pontífice argentino saludó a los peregrinos de lengua española, en especial a los grupos provenientes de España y Latinoamérica. Y pidió “encomendemos a Dios los frutos de este viaje, y que el ejemplo de san Junípero Serra, nos haga a todos auténticos evangelizadores, que vayan por el mundo compartiendo con todos el amor de Cristo. Muchas gracias”.

Para finalizar la audiencia, el Santo Padre dedicó unas palabras especiales a los jóvenes, los enfermos --hoy muchos siguieron la audiencia desde al Aula Pablo VI-- y a los recién casados. El Papa ha recordado que hoy celebramos la memoria de san Jerónimo. Por ello, pidió para los jóvenes que la pasión del santo por la Sagrada Escritura “os haga enamoraros del Libro de la Vida”. Para los enfermos pidió que “su austeridad llene de significado vuestro sufrimiento” y a los recién casados les dijo que “su vigor espiritual fortifique la fe en vuestra nueva casa”.

 

martes, 29 de septiembre de 2015

Hoy se celebra a San Jerónimo, traductor de la Biblia y Doctor de la Iglesia

REDACCIÓN CENTRAL, 30 Sep. 15 (ACI).- "Ama la sagrada Escritura, y la sabiduría te amará; ámala tiernamente, y te custodiará; hónrala y recibirás sus caricias”, solía decir San Jerónimo, traductor de la Biblia al latín y cuya fiesta se celebra cada 30 de septiembre.

San Jerónimo nació en Estridón (Dalmacia) hacia el año 340. Estudió en Roma y allí fue bautizado. Vivió la vida ascética y luego partió para el Oriente, donde fue ordenado presbítero. Retorna a Roma y sirvió como secretario del Papa Dámaso. De aquí que algunos artistas lo representen con ropajes como de un cardenal.

En esos años empezó la traducción al latín de la Biblia que fue llamada la “Vulgata” (de “vulgata editio”, “edición para el pueblo”) y que se convirtió en el texto bíblico oficial de la Iglesia Católica por mucho tiempo.

Más adelante se va a vivir en Belén, donde trabajó por el bien de la Iglesia y ayudando a los necesitados. Es autor de una gran cantidad de obras, en especial de comentarios de la Sagrada Escritura.

Se cuenta que una noche de Navidad, después de que los fieles se fueron de la gruta de Belén, el Santo se quedó allí solo rezando y le pareció que el Niño Jesús le decía: "Jerónimo ¿qué me vas a regalar en mi cumpleaños?". Él respondió: "Señor te regalo mi salud, mi fama, mi honor, para que dispongas de todo como mejor te parezca". El Niño Jesús añadió: "¿Y ya no me regalas nada más?".

“Oh mi amado Salvador - exclamó el anciano - por ti repartí ya mis bienes entre los pobres. Por ti he dedicado mi tiempo a estudiar las Sagradas Escrituras... ¿qué más te puedo regalar? Si quisieras, te daría mi cuerpo para que lo quemaras en una hoguera y así poder desgastarme todo por Ti". El Divino Niño le dijo: "Jerónimo: regálame tus pecados para perdonártelos".

El santo al oír esto se echó a llorar de emoción y exclamaba: "¡Loco tienes que estar de amor, cuando me pides esto!". Y se dio cuenta de que lo que más deseaba Dios que le ofrezcamos los pecadores es un corazón humillado y arrepentido, que le pide perdón por las faltas cometidas.

Retornó a la Casa del Padre el 30 de septiembre del 420 y su fiesta litúrgica es una de las razones por las que en este mes se pone énfasis en la Iglesia para profundizar en el amor a la Biblia.

El Papa Benedicto XVI, en su audiencia general del 7 de noviembre de 2007 dijo: “Concluyo con unas palabras que San Jerónimo dirigió a San Paulino de Nola. En ellas, el gran exegeta expresa precisamente esta realidad, es decir, que en la palabra de Dios recibimos la eternidad, la vida eterna. Dice San Jerónimo: ‘Tratemos de aprender en la tierra las verdades cuya consistencia permanecerá también en el cielo’”.

Para conocer más de este gran doctor de la Iglesia, visite: https://www.aciprensa.com/santos/santo.php?id=292

También le puede interesar:

#ArchivoACI: ¿Qué actitud debe tener el católico ante la Biblia? Los consejos del #PapaFrancisco http://t.co/xMxlg0D1Lo

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 29, 2015

 

Ocurre incendio en monasterio en Belén y cristianos culpan a extremistas musulmanes

BELÉN, 29 Sep. 15 (ACI).- El sábado en la mañana ocurrió un incendio en el monasterio de San Charbel, ubicado en Wadi Maali, un barrio de Belén donde la mayoría de residentes son musulmanes. La causa del siniestro es una incógnita aunque existen dos versiones: La Autoridad Palestina dice que fue por un corto circuito, pero representantes cristianos manifiestan que fue provocado por extremistas islámicos.

Arde el convento de San Charbel en #Belén: Temor en la comunidad cristiana #TierraSanta #Pray https://t.co/fms30yiexW pic.twitter.com/BWogCm7jWF

— AyudaIglesNecesitada (@AyudaIglesNeces) septiembre 29, 2015

Según los medios locales, no hubo personas heridas o muertas debido a que el edificio estaba vacío -que está siendo restaurado desde hace un mes-, estaba vacío en el momento del siniestro. Sin embargo, las llamas destruyeron varias habitaciones en el segundo piso.

Los líderes de las comunidades cristianas manifestaron que este desastre es consecuencia de las amenazas lanzadas por extremistas musulmanes desde hace meses.

El P. Gabriel Nadaff, vocero del Patriarcado ortodoxo griego de Jerusalén, condenó este ataque y pidió a Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, que garantice la seguridad de los lugares de culto cristianos en ese territorio.

“Es exactamente este tipo de actitud de los dirigentes de la Autoridad Palestina que alientan el vandalismo y terrorismo contra sitios cristianos ya que los palestinos extremistas saben que no van a ser llevados a la justicia o castigados por sus actos”.

Dijo que “esta es la razón por la cual lugares históricos como Belén, que tenían una mayoría cristiana antes de que la Autoridad Palestina recibiese el control de estos territorios, ahora tienen sólo un pequeño porcentaje de cristianos, ya que fueron expulsados debido a las condiciones desfavorables y la persecución en su contra”.

Por otro lado, pidió que las autoridades condenen este ataque de la misma forma cuando ocurrió el incendio en la Iglesia de la Multiplicación de los panes y los peces en Taghba.

También te puede interesar:

http://t.co/8oOViEFpgu #TierraSanta: Incendian iglesia católica en el lugar donde Cristo multiplicó los panes pic.twitter.com/idEjPyFJGq

— ACI Prensa (@aciprensa) junio 19, 2015

 

San Rafael, el Arcángel que une a los esposos

REDACCIÓN CENTRAL, 29 Sep. 15 (ACI).- Cuenta el libro de Tobías en el Antiguo Testamento que cierto día Tobit, un judío fiel a la ley de Dios que había quedado ciego, discutió con su esposa Ana y se llenó de aflicción, pidiéndole al Señor que le permitiera morir.

De igual manera Sara, una joven que tuvo siete maridos y que murieron en la noche de bodas por culpa de un demonio que estaba enamorado de ella, también rogaba a Dios la muerte o que se compadeciera el Señor de ella. Entonces Dios acogió las dos plegarias y envió al Arcángel Rafael a ayudarlos.

Tobit se acordó de un dinero que había dejado depositado donde un amigo en otra ciudad y envió a su hijo Tobías a recuperarlo. Pero antes le pidió que busque un guía de camino y de esta manera Tobías se encontró con San Rafael, quien de manera incógnita se hizo pasar por un tal Azarías y como conocedor del camino.

Ambos partieron y al llegar a un río, Tobías bajó a lavarse los pies, pero de pronto saltó del agua un gran pez que intentó devorarle el pie. El ángel le dijo que lo agarrara y que le sacara la hiel, el corazón y el hígado porque eran útiles como remedios. Luego, en el camino, el muchacho le preguntó al ángel sobre los efectos curativos de estos elementos.

El incógnito espíritu celestial le respondió que al quemar el corazón o el hígado del pez ante un hombre o mujer atacados por un demonio o espíritu maligno, cesan los ataques y desaparecen para siempre. Mientras que la hiel servía para ungir los ojos afectados de manchas blancas y que bastaba con soplar sobre ellas, para que se curen.

Más adelante, cerca de su destino, Rafael le habló a Tobías de Sara, quien era su pariente y que según la ley le correspondía tomarla como esposa. Tobías, sin embargo, le contó de la terrible desgracia que había caído sobre ella, pero el ángel le indicó que no se preocupara por el demonio y lo animó a casarse con Sara.

7 cosas que tal vez no sabías de los Santos Arcángeles http://t.co/6jm8N6khZe

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 28, 2015

Luego le aconsejó que cuando él y la mujer estuvieran en su habitación tomara una parte del hígado y del corazón del pez para colocarlos sobre el brasero de los perfumes. De esta manera se extendería el olor y el maligno huiría para siempre. Asimismo le indicó que antes de tener intimidad, los dos oraran para obtener la misericordia y salvación de Dios.

Al llegar a casa de Sara, los padres de la joven se enteraron que Tobías era hijo de su pariente Tobit y después de conversar entre ellos, el papá le entregó por esposa a su hija y redactó el contrato matrimonial.

Luego de celebrar, decidieron todos ir a descansar. Entonces Tobías entró con Sara en una habitación e hicieron lo que Rafael había aconsejado al joven. El olor del hígado y del corazón del pez sobre el brasero espantaron al demonio, que fue atrapado y encadenado por el Arcángel, y los nuevos esposos oraron a Dios por su matrimonio.

Al día siguiente todos festejaron que Tobías no había muerto y continuaron las celebraciones por la unión de los esposos. Tobías le pidió a Rafael que fuera a reclamar el dinero de su padre y más adelante los dos, junto a Sara y los servidores y animales que el papá de ella les había dado, partieron a casa de Tobit.

Antes de llegar, Rafael le dijo a Tobías para adelantarse y preparar la casa para recibir a Sara. El Arcángel le indicó al joven untar los ojos de su padre con la hiel del pez y de esta manera Tobit pudo recuperar la vista para alegría de la familia.

Finalmente Tobit alabó al Señor y a sus ángeles, conoció a su nuera Sara y celebraron todos. Cuando Tobit y Tobías quisieron pagar por sus servicios al incógnito Arcángel, el espíritu celestial los llevó aparte y se reveló ante ellos como Rafael, uno de los siete ángeles delante de la gloria del Señor y enviado por Dios para ayudarlos.

Antes de subir al cielo, San Rafael les dijo que pusieran todo por escrito y ellos, llenos de alegría, bendijeron a Dios por haber obrado maravillas.

Los santos lo dicen: San Miguel Arcángel, el defensor de los moribundos http://t.co/Idzl6qQjrz

— ACI Prensa (@aciprensa) septiembre 29, 2015

 

Filadelfia: mil familias neocatecumenales se ofrecen para evangelizar

Filadelfia: mil familias neocatecumenales se ofrecen para evangelizar

El evento vocacional que reunió a más de 40 mil personas fue presidido por el arzobispo metropolitano, después del Encuentro Mundial de las Familias

Madrid, 29 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 0 hits

Unos 40 mil miembros del Camino Neocatecumenal participaron en un Encuentro Vocacional en la noche y madrugada del lunes en Filadelfia (Estados Unidos) después de haber asistido estos días atrás al Encuentro Mundial de las Familias que contó con la presencia del papa Francisco.

La celebración, que tuvo lugar en el Wells Fargo Center, estuvo presidida por el arzobispo de Filadelfia Mons. Charles Chaput. También participaron los cardenales Sean O'Malley (Boston), Stanislaw Rylko (Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos), Theodore McCarrick (arzobispo emérito de Washington), Jean-Pierre Kutwa (Abidjan, Costa de Marfil), y Andrew Soo-Yung (Seúl). Junto a ellos participaron más de 30 obispos de Estados Unidos y otros países.

La celebración fue conducida por los iniciadores y responsables internacionales del Camino, Kiko Argüello y el P. Mario Pezzi, informó hoy esta realidad eclesial en un comunicado.

El momento central del evento fue el anuncio del Kerigma, la Buena Noticia. Tras él, Argüello pidió vocaciones al sacerdocio, la vida religiosa, y por último hizo una llamada para familias dispuestas a partir en misión a cualquier lugar del mundo, en especial a zonas secularizadas.

A esta llamada respondieron 230 chicos para ingresar al seminario, 400 chicas para la vida consagrada, y más de 1000 familias (con varios hijos cada una) para ir en misión. Todos ellos iniciarán ahora un proceso de discernimiento vocacional.

Por su parte, el arzobispo de Filadelfia en su homilía subrayó que “no existe un grupo en la Iglesia hoy que refleje la vida de los Hechos de los Apóstoles mejor que el Camino Neocatecumenal”. “Cuando los obispos y laicos fieles del mundo os ven, aprenden lo que es ser la Iglesia”, añadió Mons. Chaput.

El arzobispo también reveló que el Pontífice bendijo una piedra tomada en las proximidades de la tumba de San Pedro en Roma como 'piedra angular' del nuevo Seminario Redemptoris Mater de Filadelfia.

Alrededor de 1,5 millones de fieles siguen este itinerario de formación cristiana en todo el mundo. El Camino comenzó a principios de los años 60, cuando Argüello, entonces un pintor sumergido en una profunda crisis existencial, fue inspirado a seguir el ejemplo del Beato Charles de Foucauld y se fue a vivir a las barracas de la periferia de Madrid. De esta experiencia entre los pobres y de su colaboración con Carmen Hernández nació el germen de este itinerario en la fe ahora conocido como Camino Neocatecumenal.

El pasado 6 de marzo, el Santo Padre recibió en audiencia en el Vaticano a siete mil miembros del Camino en un encuentro en el que envió a 250 nuevas familias en misión.

“Hoy confirmo vuestra llamada, sostengo vuestra misión y bendigo vuestro carisma”, dijo entonces. A los iniciadores expresó “mi aprecio y mi aliento por todo lo que, a través del Camino, están haciendo en beneficio de la Iglesia”. “Yo digo siempre que el Camino Neocatecumenal hace un gran bien a la Iglesia”, subrayó el papa Francisco.

San Francisco de Borja - 30 de septiembre

San Francisco de Borja - 30 de septiembre

«Ante el cadáver de una emperatriz, este gran jesuita con numerosos títulos nobiliarios, que también fue ejemplar esposo y padre, comprendió la futilidad de la vida y se convirtió. Fue el tercer prepósito general de la Orden»

Madrid, 29 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Isabel Orellana Vilches | 0 hits

La memoria de Francisco de Borja viene celebrándose en España el 3 de octubre, pero las biografías ofrecidas en esta sección de ZENIT se rigen rigurosamente por las fechas insertas en Santi, beati e testimoni que le incluye en el día de hoy (también lo hace el Martirologio romano), por lo cual se respeta el mismo criterio seguido en otros casos similares al suyo.

Era hijo del III duque de Gandía, Valencia, España, donde nació el 28 de octubre de 1510, y bisnieto del papa Alejandro VI. Tuvo seis hermanos de padre y madre, y cuando su progenitor contrajo segundas nupcias engendró doce vástagos más. Así que formaba parte de una larga descendencia. Perdió a su madre a la edad de 9 años, cuando ya habían apreciado en él virtudes singulares para su edad, marcada por la inocencia y la piedad. Precisamente los dones que advirtió en él, indujeron a su tío materno Juan de Aragón, arzobispo de Zaragoza, a llevárselo con él proporcionándole una excelente formación integral.

Por expreso deseo de su padre llegó a la corte cuando tenía 12 años. Se desposó con la portuguesa Eleanor de Castro a los 19, y de esta unión nacieron ocho hijos. Con la prematura muerte de la emperatriz Isabel de Portugal, a la que había servido fielmente, se produjo una inflexión en su acontecer. Tras contemplar el rostro marchito, cuando yacía en su lecho mortuorio, profirió esta apasionada exclamación: «¡No serviré nunca más a un señor que se pueda morir!». Era más que una declaración de intenciones. Habiendo comprendido la futilidad de la vida, selló su acontecer. Él mismo lo recordaba periódicamente en su diario: «Por la emperatriz que murió tal día como hoy. Por lo que el Señor obró en mí por su muerte. Por los años que hoy se cumplen de mi conversión».

En 1539 –el mismo año en el que falleció Isabel, y siendo ya marqués de Lombay– el emperador lo designó virrey de Cataluña. Sin embargo, ni estos títulos, y otros que obtuvo, como el ducado de Gandía y el de Grande de España, ni la vanidad de la corte, ensombrecieron su piedad, la que en su infancia le hizo aspirar a la vida monástica, anhelo truncado por sus padres que lo destinaron a servir en Tordesillas. Por eso, tal circunstancia, aparte de la experiencia que le deparó y del vínculo conyugal que le unió a Eleanor, como no disipó sus anhelos, permanecieron vivos en su interior. Así, al establecerse en Barcelona, tomó contacto con san Pedro de Alcántara y con el beato jesuita Pedro Fabro. Este religioso fue decisivo en su vida. Puede que al conocerlo recordara el doloroso episodio que había presenciado en Alcalá de Henares cuando tenía 18 años. El hecho que le impactó fue ver a un hombre conducido ante la Inquisición; se trataba de Ignacio de Loyola.

Francisco se convirtió en bienhechor de la Compañía y además fundó un colegio en Gandía. Su conducta evangélica chocaba con el ambiente; sus convicciones suscitaban recelos entre algunas personas relevantes que quizá pensaron que no era oportuno mezclar la fe con el trabajo. Pero seguía el dictado de su espíritu y nada de ello hizo mella en él. Enfermó Eleanor y suplicó al cielo por ella. Una locución divina le advirtió: «Tú puedes escoger para tu esposa la vida o la muerte, pero si tú prefieres la vida, ésta no será ni para tu beneficio ni para el suyo». Con mucho dolor y lágrimas expresó: «Que se haga vuestra voluntad y no la mía». Ella murió en 1546; su hijo pequeño tenía 7 años. Coincidió que pasó el padre Fabro por Gandía y, sin perder más tiempo hizo los ejercicios espirituales, y emitió los votos de perfección ese mismo año de 1546. Con ellos se comprometía a integrarse en la Compañía.

En Roma Ignacio acogió con gozo la noticia, pero puso una nota de prudencia aconsejándole que aplazase su ingreso efectivo hasta solventar el tema de la educación de su prole, y que tuviese cautela evitando airear su decisión. Al año siguiente, con la anuencia del santo, Francisco emitió los votos privadamente. Por fin, en agosto de 1550, después de renunciar a sus títulos y dejar a sus hijos enderezados, viajó a Roma para hablar con el fundador de la Compañía, y se vinculó a ella para siempre. En mayo de 1551 recibió el orden sacerdotal en Oñate, y celebró su primera misa en Vergara. Carlos V lo propuso como cardenal, pero él rehusó. Era un hombre bueno, humilde, austero, se entregaba a las mortificaciones y a duras penitencias; no esquivaba los momentos de humillación. Llegó a sentirse más indigno que Judas, a quien el Redentor le había lavado los pies, considerándole por ello con una dignidad superior a la suya.

Durante un tiempo estuvo en Oñate realizando tareas domésticas sencillas, forjándose en la vida religiosa, sufriendo por amor a Cristo muchos instantes de contrariedad porque fue tratado con más severidad de lo acostumbrado dada su antigua condición nobiliaria. Después inició una ardiente evangelización por las localidades colindantes, extendiendo el campo de acción a Castilla, Andalucía y Portugal. Tenía dotes extraordinarias para la organización, virtud y gran celo apostólico; era devotísimo de la Eucaristía y de la Virgen.

En 1566 tras el óbito del padre Laínez se convirtió en el prepósito general de la Compañía. Fundó más de una veintena de colegios en España, construyó en Roma la iglesia de San Andrés en el Quirinale, impulsó el noviciado y el Colegio Romano, puso las bases para la construcción del Gesù y logró que la Compañía se expandiera por distintos continentes, entre otras acciones. Sometió a consideración de Pío V la creación de la Congregación para la Propagación de la Fe. Escribió tratados espirituales, y auxilió a los afectados por la peste que asoló Roma en 1566. Dos días antes de morir expresó su deseo de volver al santuario de Loreto. Su fallecimiento se produjo en Roma el 1 de octubre de 1572. Urbano VIII lo beatificó el 23 de noviembre de 1624. Clemente X lo canonizó el 12 de abril de 1671.

Colombia agradece al Papa su papel significativo en el proceso de paz

Colombia agradece al Papa su papel significativo en el proceso de paz

Francisco conversó en un par de ocasiones con el presidente Juan Manuel Santos sobre las negociaciones con las FARC

Madrid, 29 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 17 hits

El jefe de los negociadores del Gobierno colombiano en el diálogo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Humberto de la Calle, manifestó este lunes que el papa Francisco jugó un papel significativo en el acuerdo sobre justicia anunciado la semana pasada.

“El Papa jugó un papel muy significativo por la paz e igualmente significativo será en el futuro. El Papa conversó en dos ocasiones con el presidente (Juan Manuel) Santos y estuvo enterado, y brindó un gran apoyo moral al proceso de paz, y un mensaje de búsqueda de la paz con justicia”, afirmó De la Calle en una rueda de prensa en la Casa de Nariño.

El alto funcionario dijo además que el Pontífice, “en su condición de liderazgo y en el mensaje que emite va a continuar colaborando en el proceso de la paz en Colombia durante su papado, y tendrá una presencia significativa desde una perspectiva espiritual”.

Por su parte, el Santo Padre reconoció que intervino personalmente a favor del compromiso alcanzado por la paz en Colombia, al concluir su gira por Cuba y Estados Unidos.

“Tenemos que llegar a marzo, al acuerdo definitivo. Queda pendiente que se desarrolle el acuerdo de la justicia internacional. Yo me quedé contentísimo y me sentí parte, porque yo siempre quise esto. Hablé dos veces con el presidente Santos sobre este problema, y la Santa Sede está muy abierta a ayudar como pueda”, manifestó Francisco, según las declaraciones a los periodistas del vuelo papal divulgadas en un comunicado por la Presidencia de la República.

“Señor, haz que lleguemos a marzo, que se logre esta bella intención, porque faltan pequeñas cosas pero la voluntad existe, de ambas partes”, dijo el Papa al conocer la noticia de un posible pacto, añade la nota

El Gobierno colombiano y las FARC anunciaron el pasado miércoles en La Habana un acuerdo en materia de justicia transicional en un acto encabezado por el presidente Juan Manuel Santos y el líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño, alias Timochenko.

El mandatario colombiano y el comandante en jefe de las FARC fijaron el próximo 23 de marzo como fecha final para la firma de un acuerdo definitivo de paz.

El viaje del Papa a EEUU: cambia la percepción sobre la Iglesia

El viaje del Papa a EEUU: cambia la percepción sobre la Iglesia

Cientos de millones de televisores en Estados Unidos no cesaron de transmitir las imágenes del papa Francisco durante una semana, las 24 horas del día

Washington, 29 de septiembre de 2015 (ZENIT.org) Redacción | 4 hits

Fue una semana completa, sin descanso para el papa Francisco. Discursos en algunos de los lugares más importantes del mundo, y a la vez, encuentros con los más pobres, con los más desvalidos, con los más necesitados.

El impacto que produjo el Papa en Estados Unidos es muy significativo. No es que haya despertado una ola de conversiones masivas. No, no es el caso. Pero su blanca vestimenta y su rostro transparente inundaron tozudamente las pantallas de centenares de millones de televisores en este país las 24 horas del día, en casas de familia, en restaurantes y hoteles, en estaciones de servicio y salones de peinado, en aviones y aeropuertos. El efecto Francisco penetró la médula de un país en el que sólo un cuarto de su población es católica, y donde se desatara el más grande escándalo de abusos sexuales por parte de sacerdotes, que se tenga conocimiento en la historia de la Iglesia.

Su tono suave, su mirada sincera, su discurso integrador, su actitud humilde, su disponibilidad constante, sus demandas respetuosas y claras, calaron el alma de muchos de los consuetudinarios detractores de la Iglesia en Estados Unidos. Es que les hizo deponer las armas. Les dejó sin excusas. Les arrebató, con bondad y contundencia, todos sus argumentos.

No es que hoy la Iglesia haya llegado a un “punto ideal” (si es que éste existiera) de conversión personal y de compromiso solidario con el hermano, con el mundo, aunque sin duda hacia esa meta se dirige. Los críticos de la Iglesia lo eran contra su doctrina, por sus fallas, o por lo que fuera, bueno o malo, y el Papa solía ser el blanco predilecto de las granadas arrojadas por los medios de comunicación, en gran parte generadores de pensamiento masivo.

El papa Francisco logró que los medios en Estados Unidos y los internacionales, y por lo tanto, gran parte de la opinión pública mundial, perciban a la Iglesia desde otra perspectiva.

No en último lugar en razón de su humildad y simplicidad, llega a ser él el importante, el referente, el ejemplo a seguir para muchos católicos y no católicos. “Usted sacude nuestras conciencias”, le dijo conmovido Barack Obama al Papa el miércoles pasado en la Casa Blanca, luego de repasar públicamente varias de sus virtudes.

Siendo que su figura impacta fuertemente en el corazón de multitudes, siendo que su personalidad atrae incluso a rebeldes, siendo que su austeridad e ideas consistentes marcan caminos globales, hoy Francisco se ha tornado en el subconsciente de muchos en la imagen de la Iglesia.

Siempre el Papa ha sido la imagen visible de la Iglesia, pero hoy, como nunca, se produce una profunda integración afectiva y racional entre dos conceptos: Francisco e Iglesia. “Francisco es la Iglesia.” Y si este es el caso, ya no es imperativo defenestrar a la institución.

La idea que queda entre la gente misno entre la que no está de acuerdo con algunos o varios puntos esenciales de la Iglesia es: "Si Francisco nos tiende la mano, si surge como guía en las naciones, si sus palabras son sustentadas por un ejemplo radical de vida, pues entonces queremos unirnos a sus ideales y valores, porque apuntan al bien común y no excluyen los nuestros". Éste pareciera ser el proceso que va transformando el modo de percibir a la Iglesia por parte de los medios estadounidenses, y sin duda también de los internacionales, y por lo tanto, de una parte importante de la humanidad.