martes, 17 de mayo de 2016

“De la desconfianza al reencuentro”: Un importante análisis sobre Chile hoy

SANTIAGO DE CHILE, 17 May. 16 (ACI).- El Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECH) publicó un documento llamado “De la desconfianza al reencuentro” donde analiza la raíz de los problemas sociales y políticos actuales e invita a superarlos mediante el “encuentro personal” y un “diálogo puente”.

El análisis se da en un contexto de creciente violencia, el irrespeto a los derechos humanos, casos de corrupción y escándalos políticos, problemas en el transporte y el trabajo, el llamado conflicto mapuche, el proceso de reforma de la Constitución y la reciente crisis de Chiloé producto de la marea roja, un fenómeno de contaminación natural de la fauna marina.

“Es fácil enumerar los problemas. Es fácil hablar de fracasos (…) Es más difícil transitar por caminos nuevos y ser propositivos sobre el país que queremos construir”. Hoy incluso la “iniciativa de participación se ve cuestionada porque en el fondo de nuestros problemas actuales subyace una profunda desconfianza”, afirman los prelados.

Según lo expresa el documento, la desconfianza se genera porque “hemos endiosado el dinero y este verdadero ídolo aparece sonriente en la mayoría de los conflictos vigentes. (…) Ningún país puede vivir y crecer sin romper este círculo verdaderamente perverso, si no damos pasos a una nueva manera de vivir y de organizarnos”.

La reflexión dada a conocer por el Secretario General de la CECH y Obispo de Melipilla, Mons. Cristián Contreras Villarroel, expresa que “es esencial retomar un diálogo ciudadano amplio y generoso, buscando más lo que nos une que lo que nos separa” lo que permitirá “construir el presente y el futuro, abriendo espacio a las nuevas generaciones y a los que vendrán”.

La desconfianza se supera “en gran medida al vernos las caras, mejor aún, en el encuentro personal que es la base y red anterior a las redes sociales o los medios de comunicación social (...) al poner rostros a nuestras discusiones y humanizar las cifras y mediciones”.

El texto llama a los medios de comunicación “conscientes de su poder y capacidad de influencia” no sólo a investigar “para vivir en la verdad y para purificar las instituciones” sino también a “ayudar en esta cruzada de diálogo y reencuentro que necesitamos con urgencia, haciendo que el criterio de conflicto no sea la única ni la primera fuente informativa”.

También, el texto propone abrir espacios de diálogo en “la capilaridad de la vida en sociedad” como son: la familia, escuelas, universidades, movimientos apostólicos y parroquias “disponibles a cambiar nuestras formas de ejercer la autoridad”.

“Para los que tenemos el don de la fe, aunque también estemos en deuda de coherencia, nos ayudará poner oído atento a lo que dice el Señor Jesús” y buscar “caminos de paz” a través de “la misericordia, el perdón y el amor mutuo del cual nos dio ejemplo en su vida y muerte”.

Incluso el texto recuerda las palabras del Papa San Juan Pablo II en su visita a Chile en 1987: “Chile tiene vocación de entendimiento y no de enfrentamiento”, “que hoy resuenan como una profecía ante el desafío de reencontrar caminos de amistad cívica y cohesión social y así, reconstituir el tejido nacional de fraternidad”.

Al finalizar, los obispos invitan a “los católicos y personas de buena voluntad a renovar el amor por la Patria, a superar toda tentación de individualismo, de indiferentismo, de desconfianza y a buscar el bien común de todos los ciudadanos”.

“Creemos que en nuestra querida Patria poseemos los valores y talentos para construir una tierra de hermanos donde podamos vivir tranquilos y prosperar, valorando nuestras diferencias y reconociéndonos como hijos de una misma historia que requiere ser sanada en la justicia para dar abundantes frutos de paz”, concluye el documento.

En rueda de prensa, respecto al inicio de los diálogos ciudadanos para la reforma a la Constitución, Mons. Contreras dijo que la Iglesia sólo entrega los “criterios para que las personas y las comunidades puedan discernir libremente” si participan o no ya que en este tema hay diferentes posturas.

Pero, toda participación debe “apostar por el bien común” que es “una palabra desterrada del vocabulario cívico en nuestra patria lamentablemente”, sentenció.

Puede leer el documento completo aquí: “De la desconfianza al reencuentro”.

También te puede interesar:

Obispos en Chile invitan a la confianza y esperanza por el Año de la Misericordia https://t.co/X6gmMB45qF

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de noviembre de 2015

No hay comentarios.:

Publicar un comentario