domingo, 19 de junio de 2016

4 sujetos enjuiciados por atar a una cruz y hacer bullying a joven católico

LONDRES, 19 Jun. 16 (ACI).- Recientemente un adolescente católico del Reino Unido, cuya identidad no ha sido revelada, fue atado a una cruz y colgado de una pared tras el bullyng que realizaron contra él cuatro compañeros de su centro de trabajo.

Catholic teenager hung on cross at work left 'ashamed' https://t.co/SpyLwYwAN6

— BBC World Edition (@BBCWorldEdition) 14 de junio de 2016

 

La víctima de 19 años ha recibido distintos maltratos, según informa la BBC: símbolos religiosos y fálicos dibujados en su cuerpo con marcador indeleble; fue atado a una silla, le rociaron desodorante y le prendieron fuego en algunas de partes del cuerpo; también fue violentamente levantado del suelo jalando su ropa interior.

Los cuatro sujetos acusados son Andrew Addison (30), Joseph Rose (21), Christopher Jackson (22) y Alex Puchir, (37) y están siendo juzgados en la Corte de la Corona de York tras ser acusados de participar de asalto agravado por motivos religiosos en la modalidad de abuso físico.

Los incidentes ocurrieron mientras la víctima estaba realizando prácticas en la empresa Direct Interior Solutions ubicada en Selby, North Yorkshire.

"(Me sentí) avergonzado y angustiado. Yo no lo podía creer. Esto no le había sucedido a nadie más", dijo la víctima a la corte al hacer comentarios sobre un vídeo que muestra el abuso.

También señaló que después de ser atado a la cruz, sus compañeros de trabajo lo colgaron en una pared a una distancia de un metro aproximadamente del suelo y filmaron el hecho. "Después estuve pensando que estaban tratando de burlarse de mi religión. De lo contrario, ¿por qué habrían hecho una cruz?", expresó el joven.

La víctima dijo a la corte que los incidentes comenzaron poco después de que se unió a la firma en julio de 2014. Él solía asistir a la iglesia y le dijo a sus colegas que había ignorado su teléfono en una ocasión porque se había apagado durante la celebración.

Así comenzó la campaña de intimidación o bullying de los cuatro hombres. En una ocasión, la víctima recordó que él y sus colegas estaban en Londres para un trabajo de reacondicionamiento en un hospital, cuando Rose lo atacó con una lata de desodorante y un encendedor mientras que Addison se reía y filmaba el incidente.

En otro incidente, el adolescente recibió “una lluvia” de huevos y harina de Jackson, Addison y Rose mientras estaba en la ducha. Poco después, según los informes, los hombres volvieron a atacarlo mientras dormía, y le dibujaron cruces y símbolos fálicos en todo el cuerpo con un marcador indeleble.

La víctima describió el incidente como "humillante" y dijo que se sentía "estúpido" al tener que trabajar cubierto de dibujos. También declaró a la corte que fregar su piel para que desaparecieran las marcas del marcador la dejó enrojecida y herida.

El afectado explicó que no había informado de los hechos inmediatamente porque no quería ser despedido. También dijo que le daba vergüenza decirle a alguien lo que le había ocurrido y que tenía miedo de nuevas represalias de sus compañeros.

 Los cuatro hombres negaron en la corte todos los cargos. El caso se encuentra en proceso.

También te puede interesar:

 

Queman novena iglesia católica en el sur de Chile https://t.co/l7Bec7DyZa

— ACI Prensa (@aciprensa) 17 de junio de 2016

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario