martes, 27 de junio de 2017

Bostezos de niños inspiran a sacerdote a cambiar drásticamente sus homilías

DUBLÍN, 27 Jun. 17 / 06:20 pm (ACI).- Un sacerdote en el norte de Irlanda notó que en la Misa los fieles, especialmente los niños, se aburrían cuando pronunciaba homilía largas, por lo que decidió un drástico cambio que aplicará en adelante.

El P. Paddy O’Kane decidió que sus homilías no durarán más de cinco minutos para que así los fieles presten atención y escuchen un mensaje que sea más claro y contundente; y para atraer a más personas a la iglesia.

En un artículo que escribió para el periódico Derry Now, el P. O’Kane indicó que tomó esta medida tras sus vacaciones en Texas, Estados Unidos. Allí asistió como un fiel más a varias misas en distintas parroquias.

“Tuve una perspectiva distinta de la liturgia y llegué a la conclusión de que, en primer lugar, muchos de los sacerdotes, incluyéndome, tenemos la ilusión de que nuestras homilías son más interesantes de lo que son realmente. Y en segundo lugar, que las mejores homilías son pronunciadas desde el corazón, no leídas de un papel, ¡y son cortas!”, expresó el presbítero.

En declaraciones al Belfast Telegraph, el sacerdote contó que las homilías que escuchó también “eran agudas, iban al punto y me parecieron muy edificantes”.

En ese sentido, recordó una frase que le dijo un sabio y anciano sacerdote: “Si no puedes extraer petróleo en los primeros cinco minutos, mejor deja de perforar”.

El P. O’Kane dijo que en su parroquia, la Iglesia de la Sagrada Familia en la ciudad irlandesa de Londonderry, el domingo al mediodía hay una Misa celebrada especialmente para niños.

“La palabra de Dios se explica en un lenguaje simple. A los niños les encanta y yo animaría a que otras parroquias hagan lo mismo”, expresó en su artículo en el Derry Now.

Asimismo, indicó que en una ocasión un padre de familia le preguntó: “¿Por qué debería traer a mi hijo a Misa cuando todo lo que hace es bostezar durante un largo sermón que está en un idioma que no entiende? Padre, la Misa puede ser muy aburrida”.

“Estuve de acuerdo”, admitió el P. O’Kane.

“Lo que dijo ese padre realmente me impactó y me hizo pensar que quizás tener sermones más cortos, que vayan al punto y sean amigables para los niños, sería punto de inicio para conseguir que más familias vuelvan a la Iglesia”, manifestó al Belfast Telegraph.

“Es más fácil escribir un sermón largo, así que mi decisión de que las homilías duren alrededor de cinco minutos no es algo que esté tomando a la ligera. Es difícil, pero mis parroquianos me están apoyando”.

Incluso uno de ellos me dijo: ‘¿No podría hacer que duren cuatro minutos?’”, bromeó el sacerdote.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario