martes, 20 de junio de 2017

Cardenales piden audiencia al Papa Francisco para tratar “dubbia” de Amoris Laetitia

REDACCIÓN CENTRAL, 20 Jun. 17 / 12:28 am (ACI).- Los cardenales que solicitaron al Papa Francisco aclarar algunos puntos, a los que llamaron “dubbia” (dudas) sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia, han hecho público ahora un pedido para que el Santo Padre los reciba en audiencia y poder tratar este tema en persona con él, al no haber recibido una respuesta.

Así lo informó este lunes 19 de junio, Edward Pentin en el National Catholic Register, donde publicó el texto íntegro de la misiva que los cardenales enviaron al Pontífice el pasado 25 de abril.

La carta está firmada por el Cardenal italiano Carlo Cafarra, quien explica que la envió al Santo Padre a nombre propio y a nombre de los cardenales alemanes Walter Brandmüller y Joachim Meisner; y el estadounidense Raymond Burke.

Las “dubbia” o dudas de los cardenales son cinco preguntas enfocadas en la posibilidad de que los divorciados en nueva unión puedan acceder a la comunión.

En la misiva, el Cardenal Cafarra afirma que le escribe al Papa renovando “nuestra absoluta dedicación y amor incondicional por la Sede de Pedro y por su augusta persona, en quien reconocemos al Sucesor de Pedro y al Vicario de Cristo”.

“No compartimos ni de la forma más mínima la postura de quienes consideran vacante la Sede de Pedro, ni tampoco aquella que quiere atribuir a otros la indivisible responsabilidad de la misión de los cardenales: ser consejeros del Sucesor de Pedro en su ministerio soberano”, prosigue.

El Cardenal explica que “al no haber recibido respuesta de Su Santidad” a las dubbia entregadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe el 19 de septiembre de 2016, “hemos llegado a la decisión de pedirle, respetuosa y humildemente, una audiencia".

Desde la publicación de la exhortación Amoris Laetitia el 19 de marzo de 2016, escribe el Cardenal Cafarra, “se han dado interpretaciones, de algunos pasajes objetivamente ambiguos, de la exhortación postsinodal; que no solo difieren sino que son contrarias al Magisterio permanente de la Iglesia”.

El también Arzobispo Emérito de Bologna precisa que pese a que el Cardenal Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha afirmado repetidamente que “la doctrina de la Iglesia no ha cambiado, numerosas declaraciones han aparecido de parte de obispos, cardenales e incluso conferencias episcopales, aprobando lo que el Magisterio de la Iglesia nunca ha aprobado”.

“No solo el acceso a la Santa Eucaristía para aquellos que objetiva y públicamente viven en una situación de grave pecado, y pretenden seguir así, sino también una concepción de la conciencia moral contraria a la Tradición de la Iglesia”, señala.

De esta manera, alerta, ocurre ahora que “lo que es pecado en Polonia está bien en Alemania, lo que está prohibido en la Arquidiócesis de Filadelfia se permite en Malta. Y así. Uno recuerda la amarga observación de Blas Pascal: ‘Justicia en este lado de los Pirineos, injusticia en el otro; justicia en el lado izquierdo del río, injusticia en el lado derecho’”.

El Purpurado resalta que son muchos los laicos que “aman profundamente la Iglesia y que son muy leales a la Sede Apostólica, quienes han recurrido a sus pastores y a Su Santidad para ser confirmados en la Santa Doctrina que concierne a los tres sacramentos del Matrimonio, la Confesión y la Eucaristía”.

Ante esta grave situación, concluye la misiva, “en la que muchas comunidades cristianas están siendo divididas, sentimos el peso de nuestra responsabilidad, y nuestra conciencia nos obliga a pedirle humilde y respetuosamente una audiencia”.

Aunque no aparece como solicitante de este pedido de audiencia presentado por los cardenales, en diciembre de 2016, el Presidente Emérito del Pontificio Consejo Cor Unum, Cardenal Paul Josef Cordes, expresó su respaldo a las “dubbia” de los purpurados.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario