martes, 27 de junio de 2017

El Papa llama a avanzar en la comunión sin uniformidad entre católicos y ortodoxos

VATICANO, 27 Jun. 17 / 03:34 am (ACI).- El Papa Francisco recibió en el Vaticano a una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla ante la que valoró el creciente deseo de unidad entre católicos y ortodoxos y afirmó que “comunión no significa uniformidad homologada”.

Como es tradición, la delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla acudió a la audiencia con el Obispo de Roma con motivo de la Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, que se celebrará el próximo jueves 19 de junio.

El Pontífice destacó la importancia que esta visita, que se complementa con el envío de una delegación vaticana al Patriarcado de Constantinopla con motivo de la Solemnidad del Apóstol San Andrés, tiene para el diálogo ecuménico entre católicos y ortodoxos.

“El intercambio de delegaciones entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Constantinopla, con motivo de sus respectivas fiestas patronales, incrementa en nosotros el deseo de restablecer plenamente la comunión entre católicos y ortodoxos, que ya se anticipa en el encuentro fraterno, en la oración común y en el servicio común al Evangelio”.

Francisco rememoró los primeros siglos del cristianismo, cuando cristianos de Oriente y Occidente rezaban juntos y celebraban juntos la Eucaristía.

En este sentido, afirmó que “la experiencia del primer milenio, en la cual los cristianos de Oriente y los de Occidente participaban en la misma mesa eucarística, por un lado custodiando juntos la misma verdad de fe y, de otro, cultivando las diversas tradiciones teológicas, espirituales y canónicas compatibles con la enseñanza de los Apóstoles y de los Concilio ecuménicos, es un punto de referencia necesario y fuente de inspiración para la búsqueda del restablecimiento de la plena comunión en las condiciones actuales”.

Por ello insistió en que “comunión no significa uniformidad homologada”.

El Papa destacó el camino ecuménico abierto en las últimas décadas y se refirió como un punto de inflexión del diálogo entre católicos y ortodoxos los años en que Pablo VI fue Obispo de Roma y Athenagoras Patriarca de Constantinopla.

Quiso recordar que este año se celebr el cincuenta aniversario de la Visita de Pablo VI al Fanar –donde se encuentra la sede del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla– en junio de 1967, y de la visita del Patriarca Athenagoras a Roma en octubre de aquel mismo año.

“El ejemplo de aquellos dos valientes y luminosos pastores motivados por el amor a Cristo y a su Iglesia, nos anima a continuar nuestro camino hacia la unidad plena. Hace cincuenta años, las dos visitas fueron eventos que suscitaron una gran alegría y una inmenso entusiasmo entre los fieles de las Iglesias de Roma y de Constantinopla, y contribuyeron a hacer madurar la decisión de enviar delegaciones para nuestras respectivas fiestas patronales, algo que continuamos haciendo también hoy”.

Por otro lado, Francisco aseguró que guarda “un grato recuerdo” de su reciente encuentro “con mi amado hermano Bartolomeo”, Patriarca de Constantinopla, en Egipto, “donde he podido constatar una vez más la profunda consonancia en la visión sobre determinados desafíos que afectan a la vida de la Iglesia y del mundo contemporáneo”.

El Santo Padre finalizó su discurso deseando “un clima espiritual de escucha a la voluntad del Señor y en el compartir el camino de muchos fieles católicos y ortodoxos” en la reunión del Comité de Coordinación de la Comisión Mixta Internacional para el Diálogo Teológico entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa, que tendrá lugar el próximo mes de septiembre en Leros, Grecia.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario