sábado, 17 de junio de 2017

Estado Islámico usó iglesia cristiana como cárcel para violar a esclavas sexuales

ROMA, 17 Jun. 17 / 09:15 pm (ACI).- Un oficial iraquí reveló que los terroristas del Estado Islámico (ISIS) utilizaron una iglesia sirio-ortodoxa de la ciudad Mosul, en el norte de Irak, como prisión de una gran cantidad de yazidíes que eran sus esclavas sexuales.

Cuando el ISIS capturó Mosul en el 2014, obligó a los cristianos a irse y destruyó sus casas, negocios e iglesias. En junio de 2015, los yihadistas pegaron anuncios en las paredes de la ciudad donde informaban que convertirían la iglesia siro-ortodoxa de San Efrén en una “mezquita de mujahideen”, un lugar de concentración de los yihadistas, la rama más violenta del Islam que promueve la “yihad”, la llamada guerra santa musulmana.

Un grupo de militares iraquíes reveló a Fox News que en la iglesia de San Efrén los terroristas tuvieron como prisioneras a unas 200 niñas y mujeres yazidíes.

“Encontramos documentos donde les preguntaban cuál era su edad, si estaban casadas o solteras, si eran vírgenes o no, si estaban menstruando o no”, dijo a Fox News Waseem Nenwaya, primer teniente del ejército iraquí.

Los militares iraquíes encontraron en el sótano del templo ropa interior y cintas decoradas con flores que pertenecieron a las mujeres.

Nenwaya añadió que la iglesia también fue utilizada como un almacén de los documentos del ISIS.

Los terroristas quitaron todos los símbolos y muebles cristianos del templo. En la fachada y en algunas paredes pintaron su bandera donde se lee en caracteres árabes “No hay más Dios que Alá”. También escribieron en los muros parte de su lema “permanecer”.

El lema completo de ISIS es “permanecer y expandirse”.

Actualmente la zona de Mosul donde está ubicada la iglesia siro-ortodoxa de San Efrén ha sido liberada del control de los yihadistas por el ejército iraquí.

La gente del lugar ha decidido restaurar el templo, que está severamente dañado, y devolverlo a los cristianos. Waseem Nenwaya indicó que varias ONG ´s francesas e italianas se han comprometido para ayudar en esta tarea.

Aparte de los cristianos, los yazidíes son otra de las minorías religiosas que el Estado Islámico persigue. Los yazidíes de origen kurdo y siguen la religión de Zoroastro.

Los musulmanes los consideran como “adoradores del demonio” porque los yazidíes llaman a su divinidad con la misma palabra que los musulmanes usan para “satanás”.

Antes de la invasión del Estado Islámico en el 2014, la mayoría de los yazidíes vivía en las ciudades de Mosul y Sinjar, ubicadas en la llanura del Nínive.

Según informó Fox News, más de 6,500 yazidíes de la zona fueron secuestrados por el ISIS y los forzaron a convertirse en yihadistas o los utilizaron como esclavos sexuales.

La semana pasada el Estado Islámico quemó vivas a 19 jóvenes yazidíes que se negaron a tener sexo con los terroristas.

What We Found Inside This Church Destroyed by ISIS Took Our Breath Away from Preemptive Love on Vimeo.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario