lunes, 26 de junio de 2017

Este periodista y cantante lírico de 51 años acaba de ordenarse sacerdote católico

PARÍS, 26 Jun. 17 (ACI).- Matthieu de Laubier tiene 51 años y durante años trabajó como periodista y se dedicó al canto lírico. El sábado 24 de junio, en la Catedral de Notre-Dame, fue ordenado sacerdote por el Arzobispo de París, Cardenal André Vingt-Trois.

Según informa la Arquidiócesis de París, De Laubier nació en esa ciudad y es el tercero de siete hermanos. Recibió una educación católica y fue parte del coro en la Catedral de Dijón. También fue scout y participaba en obras de teatro.

Durante más de doce años trabajó como periodista en varios diarios como France Soir. En ese tiempo nunca perdió la fe pero no era parte de su vida cotidiana.

De Laubier contó al periódico Le Parisien que en la década de los 90’ hizo un retiro espiritual con una comunidad de religiosos en Vézelay, una ciudad en el noreste del país. Esta experiencia lo impactó y pensó “en convertirme en monje”. Sin embargo, en ese entonces también quería dedicarse a la música. Por ello dejó el periodismo y comenzó su carrera como cantante lírico.

Sobre ese periodo de su vida, De Laubier indicó que “era feliz como un rey. Estaba en la mejor etapa de mi vida. Al mismo tiempo, era un gran egoísta. Me faltaba algo fundamental”.

Añadió que fue “un soltero intermitente” y aunque se comprometió a los 40 años, no llegó a casarse.

Tras la muerte de su padre en 2010, De Laubier volvió a considerar la opción de hacerse religioso, pero “el llamado no era necesariamente para ser sacerdote”.

Un día estaba rezando “y de repente me sentí lleno de una alegría porque haber respondido a Cristo. Recé: ‘Si tú me pides que deje todo por ti, diré que sí’. Al día siguiente llamé a la diócesis para pedir una cita con el encargado de las vocaciones”.

En la segunda mitad del año De Laubier ingresó en el seminario, aunque lo hizo diez días después del momento designado porque “ya tenía el compromiso de cantar con los músicos de la Ópera de París en un festival”.

Estuvo un año en el seminario de París y luego fue enviado al seminario en Bruselas donde permaneció dos años. Al regresar a Francia sirvió durante cuatro años en la parroquia Nuestra Señora de la Cruz, ubicada en el barrio de Ménilmontant.

En ese tiempo, según narró en un video producido por la Arquidiócesis de París, “el punto más delicado de mi discernimiento fue si realmente quería ser sacerdote. Al final esa vocación se afirmó”.

En los años que estuvo sirviendo en la parroquia de Nuestra Señora de la Cruz, De Laubier enfocó su trabajo pastoral con los catecúmenos. “Es un punto de observación extraordinario porque son adultos que provienen de todos los horizontes y recorridos completamente diferentes. Hay que presentarles la fe, darles gusto y acompañarlos en su conversión de vida”, expresó.

El 4 de septiembre de 2016, De Laubier fue ordenado diácono. “Tengo 51 años, este es el momento de la vida donde entregamos lo mejor. Eso me ha costado un poco, no lo voy a ocultar. Dejar la vida profesional donde ya sabemos aplicar el conocimiento, pero no me arrepiento ni un segundo”, expresó.  

En la ceremonia de ordenación, que coincidió con la fiesta de San Juan Bautista, lo acompañaron su madre y sus hermanos.

En su homilía, el Cardenal Vingt-Trois invitó a Matthieu y los otros 13 ordenandos a cambiar la mirada que tienen de sus vidas.

“Su potencial personal no es el que ahora define su vida, como si la vocación al sacerdocio se tratara de una predisposición genética. Es su llamado y su consagración lo que le da sentido a su historia personal previa y que les define una nueva personalidad”.

El ahora P. Matthieu de Laubier celebró su primera Misa en la parroquia Nuestra Señora de la Cruz en Ménilmontant y el próximo año irá a la parroquia San Juan en el barrio parisino de Montmartre.  

También te puede interesar:

Este nuevo sacerdote es ciego y tiene un don muy especial https://t.co/6UV6JK4IU0

— ACI Prensa (@aciprensa) 1 de junio de 2016

No hay comentarios.:

Publicar un comentario