lunes, 5 de junio de 2017

La reflexión del Arzobispo de Turín tras estampida humana durante final de la Champions

ROMA, 05 Jun. 17 / 12:26 pm (ACI).- El Arzobispo de Turín, Mons. Cesare Nosiglia, hizo una especial reflexión tras la estampida humana que ocurrió en esa ciudad italiana durante la final de la Champions League, el 3 de junio.

En la final de la Champions League, el equipo español Real Madrid se llevó la victoria por 4 goles contra 1, frente al Juventus, de Turín.

El sábado 3 de junio y mientras veían el encuentro en pantallas gigantes en la Plaza San Carlo en Turín, cundió el pánico entre la multitud, calculada en unas 30 mil personas, ocasionando una estampida que dejó como saldo cientos de heridos.

El prefecto de Turín señaló en un comunicado que la gente fue “presa del pánico, ante la psicosis de un supuesto atentado terrorista”, cuando en realidad lo que habría sucedido fue la explosión de un petardo.

Sobre lo ocurrido, el Arzobispo de Turín dijo a Radio Vaticana que “una competición deportiva debería ser ocasión de encuentro alegre, de desafío, desarrollada también con el antagonismo de los atletas, pero llena de valores humanos, civiles, sociales, que deben ser respetados por todos, tanto jugadores como espectadores”.

“En cambio y con frecuencia –lo sabemos– se convierte en ocasión de actos vandálicos y desencuentro, porque siempre hay grupos de facinerosos que se organizan para generar confusión”, prosiguió.

Para el Arzobispo, es “necesario por ello educar, en particular a los jóvenes, para estar juntos en el respeto a las reglas. También es necesario aislar a los grupos violentos y tomar precauciones. Sin embargo, es cierto también que la plaza estaba llena de escombros y botellas, también de alcohol vendido abusivamente y que ha sido luego la causa de tantos heridos”.

“El miedo está creciendo en el ánimo de la gente. Hace falta poco para desencadenar comportamientos arrebatados, irracionales. Debemos recuperar el coraje civil de vivir juntos”, alentó el Prelado.

“No basta lamentarse o indignarse ante ciertas tragedias. Ahora aquí en Turín todos tienen algo que decir, consejos que ofrecer, recriminaciones contra esto o lo otro”.

En opinión del Arzobispo de Turín, lo que se necesita ahora es que “todos asumamos nuestras responsabilidades, sin culpar a uno u otro por lo sucedido. Si realmente sentimos la ciudad como nuestra, rechacemos comportamientos ilegales, comenzando con nuestra vida cotidiana haciendo lo que nos toca”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario