martes, 13 de junio de 2017

Obispo ofrece 3 consejos para salir de la esclavitud de las adicciones

BUENOS AIRES, 13 Jun. 17 (ACI).- El Obispo de Catamarca en el noroeste de Argentina, Mons. Luis Urbanc, propuso tres consejos prácticos para salir de la esclavitud de las adicciones, durante la inauguración de una casa de rehabilitación de jóvenes con estos problemas.

La casa, inaugurada el 10 de junio bajo el patronazgo de Nuestra Señora del Valle, fue construida con un aporte económico del Papa, en un predio donado por el Obispado de Catamarca.

En la Misa de inauguración, el Obispo dio tres consejos para salir de la esclavitud de las adicciones: la vida comunitaria, la oración y el trabajo.

1.- En primer lugar propuso “la vida comunitaria en la que Jesús será el centro”, ya que “el gran mal de este mundo es el individualismo, la familia rota, los vínculos sociales rotos y eso genera las adicciones”.

“La adicción es fruto del individualismo que se vive en nuestros tiempos”, aseguró el Prelado.

2.- En segundo lugar, alentó a vivir “una oración hecha con gozo, metódica, que se hace con tenacidad, venciendo el desgano”, ya que “orar es hablar con Jesús, el liberador de la humanidad, el que devuelve la dignidad al ser humano”.

3.- Finalmente, el trabajo, que es “es el ejercicio de la tarea más importante que Dios le ha dejado al hombre, que es cuidar la creación”.

“Van a tener un hermoso lugar para encontrarse con la creación, donde uno puede descubrir la belleza del poder de Dios”, dijo Mons. Urbanc.

Al finalizar la Eucaristía, dos jóvenes de la comunidad acompañaron el Santísimo Sacramento llevado en procesión por el Obispo hasta el sagrario de la casa, donde se guardará para su adoración.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fmedia%2Fset%2F%3Fset%3Da.1207277552734490.1073742108.796821807113402%26type%3D3&width=500" width="500" height="597" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true"></iframe>

La casa de rehabilitación, cuya construcción comenzó en 2015, será atendida por la comunidad Cénaculo con el apoyo de la Pastoral de Adicciones.

La comunidad Cenáculo nació en Italia el 16 de julio de 1983, para acoger a jóvenes adictos. En 1998 obtuvo la primera aprobación eclesiástica y en 2009 el Consejo Pontificio para los Laicos aprobó su reconocimiento asociación internacional de fieles.

También te puede interesar:

 

La fe, la oración y la Eucaristía son esenciales en este hogar para superar adicciones https://t.co/PcYWhQrxGm

— ACI Prensa (@aciprensa) 25 de abril de 2017

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario