viernes, 9 de junio de 2017

Personal sanitario exige objeción de conciencia por aborto en Chile

SANTIAGO, 09 Jun. 17 / 10:16 pm (ACI).- Mientras el proyecto del aborto en Chile sigue su avance en el Senado, obstetras, enfermeros y técnicos de la salud pidieron que también se les incluya en el derecho de objeción de conciencia y tener la libertad de negarse a participar de un aborto.

Antes de su despacho a la Comisión de Constitución, la Comisión de Salud revisó las 120 indicaciones del proyecto y planteó que la objeción de conciencia no será aplicable a las instituciones de salud y tampoco al personal sanitario como enfermeras, obstetras (matrones), técnicos en enfermería, entre otros.

Si bien el médico podrá objetar en conciencia, se plantearon dos excepciones: cuando la vida de la madre esté en riesgo y no exista otro profesional que pueda reemplazarlo; y la segunda, cuando una mujer esté a punto de cumplir las 12 semanas de embarazo, fecha límite de la causal de violación.

La resolución provocó malestar entre las organizaciones pro vida, entre ellas la organización Tens por la Vida, que agrupa entre 300 y 500 técnicos en enfermería y estudiantes de esta carrera.

“Me parece terrible que no nos tomaran en cuenta en este punto. Si bien nosotros no seremos quienes hagan el aborto, seremos cómplices porque nos tocará desechar el cuerpo del bebé”, alertó Belén Pinto vocera de la organización, al diario La Hora.

“Es un tema que va contra nuestros principios. A nosotros nos enseñaron que debemos ayudar a morir dignamente a nuestros pacientes y aquí no estamos hablando de muerte digna, es algo violento para la madre y para el bebé”, sostuvo Pinto.

“Tenemos miedo a que nos echen de nuestros trabajos si no accedemos a asistir un aborto”, agregó.

Por su parte, desde la organización Matrones por la Vida, afirman que “no se puede discriminar al personal de salud no médico en relación a la objeción de conciencia en un aborto”.

“Si bien es el médico es quien tiene la responsabilidad del procedimiento quirúrgico somos nosotros quienes asistiremos y seremos parte del proceso junto con otros trabajadores”, aclararon.

Finalmente, las Matronas y Matrones de la Clínica de la Universidad de Los Andes, así como los estudiantes de la Escuela de Enfermería y de Obstetricia de esta casa de estudios, calificaron esta falta de objeción de conciencia como una “discriminación”.

“¿Qué justifica esta discriminación? ¿Será que tanto el Gobierno como los legisladores consideran que quienes desempeñamos estas profesiones no tenemos los mismos derechos?”, cuestionan en una carta al diario El Mercurio.

“La falta de garantía de la objeción de conciencia nos deja en una situación de desamparo que vemos injusta e inexplicable y que nos atañe, en cuanto como gremio merecemos el mismo respeto y consideración que los médicos”, añaden.

Finalmente, advierten que “si esta opción persevera, el proyecto no solo violará el derecho a la vida, sino también el derecho a la libertad de conciencia y el derecho a la no discriminación”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario