domingo, 4 de junio de 2017

Venezuela necesita un nuevo Pentecostés, afirma Nuncio Apostólico

CARACAS, 04 Jun. 17 / 08:54 am (ACI).- El Nuncio Apostólico en Venezuela, Mons. Aldo Giordano, señaló que el país necesita de un nuevo Pentecostés para superar la “trágica situación de Babel” en que se encuentra, de confusión e incomprensión sea superada.

El representante de la Santa Sede dio estas palabras ayer sábado durante la ceremonia de elevación a Basílica Menor de la iglesia de San Antonio del Táchira, en la Diócesis de San Cristóbal, en la frontera con Colombia.

“Nuestra querida Venezuela está en una trágica situación de Babel. Los meses que he pasado no han sido fáciles tampoco para mí, como Nuncio Apostólico, en la ardua búsqueda de caminos para hacer frente a los graves problemas del país y para evitar mayor violencia”, expresó.

Mons. Giordano dijo que se siente también “rodeado de muchas palabras, de un Babel de palabras sobre todo en las nuevas redes sociales. Las mismas palabras ‘paz’, ‘reconciliación’, son objeto de una Babel de palabras que se persiguen y se contraponen, expresando propiamente que la capacidad de comunicación está muerta”.

La Diócesis de San Cristóbal informó que el representante vaticano alentó a los venezolanos a buscar la Palabra de Dios que da “luz y confianza cada día”, y dejarse guiar por el Espíritu de Dios “para reencontrar caminos de comunión”.

“El Espíritu Santo nos hace redescubrir que todos somos hijos de un mismo Padre y si somos hijos de un mismo Padre, todos somos hermanos y hermanas. El don del Espíritu Santo es tan importante para nosotros que Jesús llegó a morir en la Cruz para darnos este regalo”, dijo.

“El evento contrario a Babel es Pentecostés”, afirmó el Nuncio, ya que “el Espíritu de Dios muestra que su presencia une y transforma la confusión en comunión”.

“El Espíritu Santo es el amor, es Dios Amor. Venezuela tiene necesidad de un nuevo Pentecostés, para que la incomprensión, la incapacidad de sean superadas”, señaló.

La ceremonia de elevación de la iglesia de San Antonio a Basílica Menor fue presidida por Mons. Giordano junto al Obispo de San Cristóbal, Mons. Mario Moronta; el párroco rector de la nueva basílica, P. Reinaldo Contreras; el rector de la Universidad Católica del Táchira, P. Javier Yonekura, y los sacerdotes que prestan su servicio pastoral en la frontera.

La cercanía del Papa

Previo a la ceremonia, Mons. Giordano se dirigió a la comunidad de Puente Real, también en Táchira, para consagrar su iglesia al Buen Pastor.

Al encontrarse con los fieles, el Prelado transmitió el agradecimiento, cercanía y bendición del Papa Francisco a Venezuela.

“Sientan el amor paternal del Papa. El Santo Padre quiere a Venezuela, quiere a su pueblo. Estoy seguro de que el Papa, Pastor Universal de la Iglesia, se sentiría como en su casa en este templo dedicado al Buen Pastor”, afirmó.

Durante la Misa, el Prelado explicó que “un templo es ante todo un lugar donde vamos para escuchar a Dios que nos habla”, y recordó que el Buen Pastor “da la vida por sus ovejas, las cuidad con ternura, y le brinda cobijo y protección sobre todo ante el peligro”.

La “Palabra de Dios nos pide escuchar la voz del Buen Pastor y seguirlo. Esto es el camino para reencontrar senderos de paz y de reconciliación en Venezuela y en tantas naciones del mundo”, expresó Mons. Giordano.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario