martes, 25 de julio de 2017

Cardenal francés cumple su promesa y viaja a Mosul tras expulsión de Estado Islámico

ROMA, 25 Jul. 17 (ACI).- Recién liberada tras tres años de ocupación por parte de los terroristas del Estado Islámico, la ciudad iraquí de Mosul recibirá la visita del Arzobispo de Lyon (Francia), Cardenal Philippe Barbarin, junto al Patriarca de los Caldeos, Mons. Louis-Raphael Sako.

Según informa la publicación francesa Famille Chrétienne, el Purpurado y el Patriarca repartirán unas 3.000 bolsas de comida en esta ciudad donde las iglesias han sido destruidas y donde sólo 5 familias cristianas han podido regresar a sus hogares.

De esta manera, el Cardenal Barbarin cumple su promesa realizada en diciembre de 2014 cuando, durante su visita a los cristianos desplazados desde Mosul a la ciudad de Erbil, en el Kurdistán iraquí, ofreció una imagen de Nuestra Señora de Fourvière destinada a la catedral de la ciudad de Mosul una vez que fuera liberada, y se comprometió a entregarla él mismo.

Comme il y a 3 ans, l'arrivée de @Eglisecatho avec @CardBarbarin à l'église Al Tahira de Qaraqosh se fait sous les youyous #LyonMossoul pic.twitter.com/tLsA5ZRPel

— Lyon Mossoul (@lyonmossoul) 24 de julio de 2017

El Cardenal explicó que “nada más producirse la liberación de la ciudad el 9 de julio, llamé por teléfono al Patriarca Sako. Me explicó que en ese momento era muy peligroso ir a Mosul, pero que se pondría en contacto conmigo cuando se dieran las condiciones apropiadas. Hace unos días, me llamó para decirme que él iría a Mosul el martes 25 de julio. Pensé que todavía era peligroso, pero me dije que si él iba era porque consideraba que las condiciones lo permitían”.

Le @CardBarbarin bénit les enfants, comme cette petite fille servante d'autel en costume qaraqoshi #lyonmossoul pic.twitter.com/XRiT7d8dj4

— Lyon Mossoul (@lyonmossoul) 24 de julio de 2017

El Arzobispo de Lyon aseguró no tener miedo, “estamos en las manos del Señor. Es un viaje que comporta unos riesgos, pero si piso una mina o si alguien me mata, tres semanas más tarde el Papa nombrará un nuevo Arzobispo de Lyon y la música continuará”. Sin embargo, sí que mostró temor por los miembros de su delegación, pero también mostró su confianza en Dios. “En julio de 2014 vinimos 80 personas. Yo recé al Señor y le pedí que todos regresáramos vivos a casa”.

También te puede interesar:

Discriminación contra cristianos en Medio Oriente no termina con derrota del ISIS https://t.co/ev3Ay8aBtQ

— ACI Prensa (@aciprensa) 19 de julio de 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario