viernes, 21 de julio de 2017

Critican a revista jesuita por minar la influencia del cristianismo en la sociedad

WASHINGTON DC , 21 Jul. 17 / 05:38 pm (ACI).- El artículo del P. Antonio Spadaro y del pastor protestante Marcelo Figueroa publicado recientemente en La Civiltá Cattolica fue hecho “con malicia” y ataca la influencia de los cristianos conservadores en las políticas no solo en Estados Unidos, sino a nivel mundial, advirtió el editor de una importante revista internacional sobre religión y vida pública.

R.R. Reno, editor de la revista First Things, se refirió al artículo "Fundamentalismo Evangélico e Integrismo Católico en los Estados Unidos: Un ecumenismo sorprendente", publicado en la edición 4010 de la revista jesuita y que calificó de una “colección de afirmaciones desinformadas y condimentadas con malicia” sobre la historia y el papel del cristianismo –católico y protestante– en la vida pública del país norteamericano.

Ambos autores se equivocan cuando dicen que “la religión ha tenido un papel más incisivo en el proceso electoral y en las decisiones gubernamentales durante las últimas décadas, especialmente en algunos gobiernos de los Estados Unidos", advirtió Reno.

En realidad, señaló, “la religión ejerce hoy menos influencia política que en el pasado. Durante 100 años, cada candidato a alcalde en Boston tuvo que besar el anillo del cardenal si esperaba ser elegido. Hoy en día, el Cardenal Sean O'Malley es largamente irrelevante para los políticos de la ciudad de Boston”.

Además los grandes movimientos reformistas como la abolición y los derechos civiles fueron “motivados y articulados en términos explícitamente cristianos” y “los príncipes de la Iglesia, como los cardenales Mundelein y Spellman, eran invitados frecuentes en la Casa Blanca de Franklin Roosevelt”, recordó.

En su artículo el editor de First Things también llamó la atención sobre el poco conocimiento del P. Spadaro y el pastor argentino Figueroa “sobre el protestantismo americano”. “Insinúan que todos los protestantes conservadores son fundamentalistas. Afirman que el filósofo calvinista R.J. Rushdoony (1916-2001) ejerce una gran influencia. De hecho, él era una interesante pero oscura figura que no ganó seguidores significantes”, señaló.

Además “insisten sobre la significancia de Norman Vincent Peale, una anodina y en su mayoría olvidada figura de mediados del siglo XX que reconfiguró la autoafirmación terapéutica en términos cristianos vagos”.

“Sobre el catolicismo en Estados Unidos, el P. Spadaro y Figueroa tienen menos que decir, pero se centran en ‘integristas católicos’, de quienes sugieren están recibiendo órdenes de Church Militant”, a la cual el artículo del P. Spadaro y Figueroa señala como “una exitosa plataforma digital con base en Estados Unidos que abiertamente está a favor de un ultraconservadurismo político y usa símbolos cristianos para imponerse”.

“Estos católicos, dicen ambos, unen fuerzas con los ‘fundamentalistas evangélicos’ para ganar ‘influencia religiosa en la esfera política’. Usan el ‘miedo’ para motivar a los ‘votantes de valores’ y abogar por una ‘guerra espiritual’. Todo esto sirve ‘al sueño nostálgico de un tipo de Estado teocrático’”, indicó Reno citando pasajes del artículo de la revista jesuita.

El experto señaló que es difícil tomar “seriamente” el artículo de La Civiltá Cattolica que “funciona como cuasi oficial portavoz para el Vaticano”, cuyo contenido es aprobado por la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

“Este análisis es tan ruidoso que me encuentro rascándome la cabeza. En algunos lugares las contradicciones son patentes. El P. Spadaro y Figueroa condenan a George W. Bush por promover el ‘maniqueísmo político’. Mientras tanto, todo el comentario está atado con caricaturas dualistas: el ‘ecumenismo del odio’ versus el ecumenismo de ‘inclusión, paz, encuentro y puentes’ del Papa Francisco”, advirtió.

Ambos autores “nos dicen que ‘el elemento religioso nunca debe ser confundido con el político’. Una advertencia importante, sin duda, pero todo el propósito del artículo es usar sus roles como estrechos colaboradores del Papa Francisco para dar crédito y autoridad religiosa a lo que es transparentemente un ataque contra el conservadurismo estadounidense y su influencia, no solo en Estados Unidos, sino a nivel mundial”, expresó.

“Como dicen el P. Spadaro y Figueroa, ‘Francisco quiere romper el vínculo orgánico entre cultura, política, institución e Iglesia’. Todo esto está bien y es bueno, pero en la cultura política contemporánea de Occidente la retórica de la ‘inclusión’ y las acusaciones de ‘fundamentalismo’ que vienen en explosiones de escopeta inmediatamente alía a uno con un agresivo progresismo cultural que utiliza el poder político para lograr sus fines”, advirtió.

Asimismo, criticó al sacerdote jesuita y al pastor protestante de “imaginar que este papado está desconectando la fe católica de la política partidista” cuando ambos, al decir que “la verdadera fe no ‘construye barreras coronadas con alambre de púas’”, usan un lenguaje que más es “una intervención partidista dentro del debate sobre la inmigración que está agitando la política en todo Occidente”.

Reno afirmó que el artículo publicado en La Civiltá Cattolica “manifiesta un autoritarismo desafortunado”, pues “crean una atmósfera de condena, y lo hacen mientras se aíslan de toda responsabilidad por la verdad de los asuntos que discuten”.

En ese sentido, expresó su desconcierto al no estar seguro si también “están atacando First Things”, cuyo fundador, el P. Richard John Neuhaus, “creía que debíamos ser luz y sal en la sociedad, hablando en la plaza pública con una voz religiosa sin vergüenza”.

“Uno de nuestros objetivos es renovar el consenso moral y religioso en los Estados Unidos, que creemos necesario por una sociedad sana capaz de un autogobierno democrático y resistente a la cultura de consumo. En ese sentido, ciertamente buscamos más ‘influencia religiosa en la esfera política’".

“¿Eso hace que First Things sea un órgano de los malvados ‘integristas católicos’, aquellos que ‘se profesan de maneras que hasta hace poco eran desconocidas en su tradición y usaban tonos mucho más cercanos a los evangélicos’? (…) ¿La iniciativa de evangélicos y católicos juntos promueve un ‘ecumenismo del odio’? ¿Debe ser disuelto?”, cuestionó.

“La atmósfera de condena plantea estas cuestiones. Pero nada claro se dijo. De hecho, sospecho que el enfoque descuidado que el P. Spadaro y Figueroa toman es deliberado”, expresó Reno, y advirtió que debido al texto de la revista jesuita “otros agentes y emisarios pueden atacar a First Things como anticatólico”.

“¿Cuál es precisamente la enseñanza del Papa Francisco sobre el papel de la religión en la vida pública? ¿El cambio a un enfoque más ‘pastoral’ significa que los obispos deben ahora abstenerse de enseñar sobre moralidad sexual?”, cuestionó.

El editor de First Things lamentó “extraer estas infelices conclusiones, pero uno debe enfrentar la realidad. Las exageradas pero difusas denuncias crean una atmósfera de intimidación que rechaza tomar la responsabilidad magistral. Estamos en un mal momento”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario