viernes, 14 de julio de 2017

Esperanza para Charlie Gard: Neurólogo de EEUU viajará al Reino Unido para examinarlo

LONDRES, 14 Jul. 17 / 03:12 pm (ACI).- El médico estadounidense cuyo tratamiento experimental fue buscado por los padres de Charlie Gard viajará el 17 de julio a Londres, Reino Unido, luego de que un juez dictaminara que podría examinar al bebé y dialogar con los médicos británicos a cargo de la salud del bebé.

El 14 de julio, el especialista en enfermedades mitocondriales y miopatías genéticas, aceptó viajar para examinar a Charlie en persona, en el hospital Great Ormand Street de Londres.

El neurólogo testificó a través de video el 13 de julio ante el juzgado británico, e indicó que el bebé de 11 meses tiene al menos una oportunidad de entre 10% y 56% de posibilidades de mejorar bajo su tratamiento.

El médico, Michio Hirano, cuyo nombre se reveló luego de que una orden judicial fuera levantada hoy, es profesor de neurología en el Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York (Estados Unidos).

Hirano es el médico que supervisa la terapia experimental que los padres de Charlie han buscado, pero que les fue negada por el hospital y las cortes.

La decisión de hoy se produce una semana después de que el hospital Great Ormond Street solicitara una nueva audiencia ante la corte, citando nueva evidencia que apunta a que el bebé, gravemente enfermo, podría beneficiarse de un tratamiento experimental.

Un equipo de siete expertos médicos internacionales alertó al hospital que información aún no publicada sugiere que un medicamento experimental podría mejorar la condición cerebral de Charlie.

“Dos hospitales internacionales y sus investigadores nos han comunicado en las últimas 24 horas que tienen evidencia fresca sobre su tratamiento experimental propuesto”, dijo un portavoz del centro médico británico, de acuerdo a la BBC.

“Creemos, en común con los padres de Charlie, que es correcto explorar esta evidencia”, señaló, y dijo que la decisión quedaba en manos de la corte.

A Charlie le han diagnosticado síndrome de agotamiento mitocondrial, una rara enfermedad genética que se cree que afecta a solo 16 niños en todo el mundo.

La enfermedad causa debilidad muscular progresiva y puede causar la muerte durante el primer año de vida.

En las últimas semanas, el caso de Charlie ha atraído la atención internacional debido a las varias batallas legales que sus padres, Chris Gard y Connie Yates, han luchado para salvar la vida de su hijo.

Los padres de Charlie inicialmente buscaron llevar a su hijo a Estados Unidos para el tratamiento experimental, y recaudaron más de un millón de dólares para cubrir los costos médicos y del viaje.

Sin embargo, el hospital buscó bloquear su pedido, alegando su poca calidad de vida. El Tribunal Superior de Gran Bretaña se expresó a favor del centro médico, indicando que la terapia experimental podría causar sufrimiento y solo prolongaría el proceso de la muerte.

Para la corte británica, lo mejor para Charlie era que se le retire el soporte vital.

Sus padres respondieron que incluso una pequeña oportunidad de éxito valía la pena, y dijeron que incluso si su hijo no sobrevivía, esperaban que tomar parte en la prueba experimental pueda servir a la investigación que ayudaría en el futuro a otros niños con su enfermedad.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos rechazó una apelación realizada por los padres de Charlie, a quienes además se les negó la opción de llevar a su hijo para que muera en casa.

Tanto el hospital pediátrico del Vaticano como el Papa Francisco han expresado su apoyo a Charlie.

“El Santo Padre sigue con afecto y conmoción el caso del pequeño Charlie Gard y expresa su cercanía a sus padres”, se lee en un comunicado del 2 de julio, publicado por el vocero del Vaticano, Greg Burke.

“Él reza por ellos, esperando que no olviden su deseo de acompañar y cuidar a su hijo hasta el final”, señaló.

El 30 de junio, el día en que estaba programado que se retire el soporte vital a Charlie, el Papa usó su cuenta en Twitter para enviar un claro mensaje provida a favor del bebé: “Defender la vida humana, sobre todo cuando está herida por la enfermedad, es un deber de amor que Dios nos confía a todos”.

Más de 500 mil personas han firmado una campaña lanzada por la plataforma internacional provida CitizenGO, exigiendo a las autoridades del centro médico británico que permitan a los padres de Charlie Gard llevarlo a Estados Unidos para el tratamiento experimental.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario