sábado, 12 de agosto de 2017

VIDEO: Infancia Misionera es esperanza para la Iglesia en Paraguay

ASUNCION, 12 Ago. 17 / 08:01 pm (ACI).- La ciudad de Tobatí en la Diócesis de Caacupé en Paraguay se vio desbordada dealegría, colorido y espíritu de comunión por unos 1200 niños y adolescentes participantes del VIII Congreso de la Infancia y Adolescencia Misionera (CONIAM).

“Misionero de la Ternura Soy, Amor y Alegría Doy” fue el lema que congregó a los pequeños provenientes de 12 diócesis del país los días 14, 15 y 16 de julio. Ellos fueron recibidos por 400 familias del lugar.

Cantos, bailes, dinámicas grupales y la tradicional “Caminata del Amor y la Alegría” fueron algunas de las actividades de animación y formación cristiana desarrolladas en el Polideportivo Municipal. Además, el grupo misionero participó en la Eucaristía de inicio en la Parroquia Inmaculada Concepción de Tobatí y la de clausura en el Santuario de Caacupé.

El CONIAM se desarrolla cada 3 años desde 1994 para fortalecer el espíritu misionero de niños y adolescentes a nivel nacional. En esta octava versión se inspiraron en la exhortación apostólica del Papa Francisco, Evangelii Gaudium.

Para la Secretaria de la Infancia y Adolescencia Misionera (IAM) en Paraguay, Laura Román, el VIII CONIAM representa una “gran esperanza” para Iglesia en Paraguay. Este demuestra “el fruto de los congresos anteriores”, es decir “vemos cómo se han fortalecido en el espíritu aquellos niños que comenzaron desde muy pequeños”.

“Esos frutos se palpan con el transcurrir del tiempo. Cuando pasan por la IAM y en la medida que crecen se van quedando como servidores en sus comunidades. Son catequistas, participan en el coro o bien sienten el llamado a ser religiosos y sacerdotes”.

“Tenemos muchísimos testimonios de jóvenes que se siente fuertemente llamados por la misión. A salir y comprometerse. Hay muchos jóvenes laicos misioneros, ahora más que antes”, agregó Román.

Román precisó que en todo Paraguay hay unos tres mil niños y adolescentes que participan en la IAM realizando un itinerario formativo en la “Escuela de amor con Jesús”, cuyo objetivo es “ser una escuela de amor que les ayude íntegramente a ser servidores de la Iglesia”.

La IAM se conforma en cinco comunidades llamadas: “Samuel” que van desde los 4 a 6 años; “Virgen María” de 7 y 8 años; “Isaías” de 9 y 10 años; “Niño Jesús” de 11 y 12 años y “Santa Teresita del Niño Jesús” entre los 13 y 16 años.

Por último, Laura Román explicó que un niño de la IAM siempre está unido con el resto de sus pares en todo el mundo.

“‘De los niños y adolescentes del mundo: Siempre Amigos’ es el lema que tenemos y con sus palmas abiertas, donde cada dedo significa un continente, nos comprometemos en la oración por los niños y adolescentes misioneros más necesitados del mundo. Eso hace que haya unión y amistad entre la infancia adolescente y misionera y el resto del mundo”, concluyó.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario