martes, 26 de septiembre de 2017

Así fue la primera Misa de sacerdote que estuvo 5 meses secuestrado por el Estado Islámico

ROMA, 26 Sep. 17 (ACI).- El P. Teresito “Chito” Suganob pudo celebrar en Filipinas su primera Misa este 24 de septiembre tras permanecer unos cinco meses secuestrado por los terroristas del grupo Maute, leal al Estado Islámico (ISIS).

La Eucaristía fue concelebrada por el P. Roengen Janaban y se realizó en la base militar General Emilio Aguinaldo ante 40 miembros del ejército filipino.

Former Maute hostage Father Chito Soganub officiates mass inside Camp Aguinaldo. | via @carmelafonbuena pic.twitter.com/vV7N9ycVu2

— Rappler (@rapplerdotcom) 24 de septiembre de 2017

Para este sacerdote, que fue liberado del poder de los yihadistas el 16 de septiembre, esta Misa fue una “celebración de la vida”.

Uno de los asistentes, el capitán Jo-ann Petinglay, comentó al periódico SunStar Philippines que la Eucaristía también fue una acción de gracias por todas las personas que han sido rescatadas del poder de los terroristas.

Petinglay aseguró que el P. Suganob está rezando “para poder escuchar Misa de nuevo en la Catedral de María Auxiliadora, en la ciudad de Marawi, cuando cesen los combates y se limpie el área de los explosivos que dejaron los terroristas” y por los militares que están combatiendo en la ciudad.

Cuando se dio la noticia de la liberación del P. Suganob, el Arzobispo de Ozamiz, Mons. Martin Jumoad, afirmó que esta fue “el resultado de nuestra fe en la oración. Muchos han rezado por su liberación. Se han celebrado Muchas Misas por esa intención".

“El poder de la oración se ha mostrado una vez más como el testigo de nuestra sólida fe en Dios”, manifestó el Prelado.

El P. Suganob fue raptado el 23 de mayo junto con otros 15 fieles en la Catedral de María Auxiliadora, ubicada en la ciudad de Marawi.

El templo fue profanado e incendiado por los terroristas, que además tomaron parte de la urbe y colocaron en varias partes las banderas del ISIS.

Ante esta situación, el Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, declaró la ley marcial y ordenó al ejército lanzar una ofensiva para recuperar Marawi. Hasta la fecha los militares combaten para expulsar a los yihadistas.

Por otro lado, el Obispo de Marawi, Mons. Edwin de la Peña, había alertado en el mes de junio que los terroristas musulmanes habían amenazado con decapitar al P. Suganob.

También te puede interesar:

VIDEO: Irak sigue en guerra a pesar de derrota del ISIS, lamenta sacerdote misionero https://t.co/72yr5jvZnP

— ACI Prensa (@aciprensa) 25 de septiembre de 2017

No hay comentarios.:

Publicar un comentario