lunes, 30 de octubre de 2017

Actor de Star Trek acusa a ganador del Oscar de intentar abusar de él a los 14 años

WASHINGTON D.C., 30 Oct. 17 / 04:31 pm (ACI).- El actor estadounidense Anthony Rapp, conocido por interpretar a Paul Stamets en la serie “Star Trek: Discovery”, acusó al ganador del Oscar Kevin Spacey de intentar abusar de él cuando tenía 14 años.

En recientes declaraciones al sitio web Buzzfeed, Rapp dijo que en 1986, mientras Spacey y él participaban en musicales de Broadway en Nueva York, el ganador del Oscar lo invitó a una fiesta en su departamento.

Avanzada la noche, Spacey, que entonces tenía 26 años, cargó a Rapp, de 14, lo llevó a su cama y se trepó sobre él.

Spacey tiene actualmente 58 años y protagoniza la serie House of Cards, que transmite la plataforma Netflix. Ha ganado dos premios Oscar por sus actuaciones en The Usual Suspects (Sospechosos comunes) y American Beauty (Belleza americana).

Según recordó Rapp, en algún momento de la noche vio que “todos se habían ido” del departamento de Spacey y pensó que “yo también me debería ir a casa”. Sin embargo, el conocido actor de Hollywood, aparentemente ebrio, no se lo permitió.

“Él me alzó en brazos como un novio carga a la novia encima del umbral”, mientras el joven se preguntaba qué era lo que estaba sucediendo. “Y luego él se echa sobre mí”, señaló, pues “estaba tratando de seducirme”.

“Yo era consciente de que estaba tratando de tener algo sexual conmigo”, dijo, y recordó que el ganador del Oscar estaba “presionándome” y “ajustando sus brazos”.
Rapp no logra recordar cuánto tiempo estuvo bajo Spacey, pero logró empujarlo y salir, para luego encerrarse en el baño. Ahí vio una foto del ganador del Oscar abrazando a un hombre, “así que en algún nivel yo estaba como ‘oh, es gay. Supongo’”.

“Luego abrí la puerta y estaba como ‘Ok, me voy a casa ahora’. Él me siguió hasta la puerta principal del departamento, y mientras abría la puerta para salir, él se inclinaba sobre la puerta. Y estaba como ‘¿estás seguro de que te quieres ir?’. Yo dije ‘sí, buenas noches’, y entonces me fui”.

El reciente escándalo del productor de Hollywood Harvey Weinstein, a quien la actriz Meryl Streep comparó con Dios, y los abundantes y valientes testimonios de víctimas, motivaron a Anthony Rapp a compartir su historia.

Rapp, que se ha declarado homosexual, aseguró que los recuerdos lo han atormentado durante todos estos años.

Spacey respondió a la acusación con un comunicado a través de Twitter, asegurando que tiene “mucho respeto y admiración por Anthony Rapp como actor”.

“Estoy más que horrorizado de escuchar su historia”, dijo, y añadió que “honestamente no recuerdo el encuentro, debe haber sido hace más de 30 años”.

“Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado, y lo siento por los sentimientos que él describe haber llevado consigo por todos estos años”, señaló el actor.

Spacey dijo también que “esta historia me ha alentado a abordar otras cosas sobre mi vida”, y confesó que “en mi vida he tenido relaciones tanto con hombres como con mujeres”.

“Elegí ahora vivir como un hombre gay”, aseguró, añadiendo que “quiero lidiar con esto honesta y abiertamente y eso comienza con examinar mi propio comportamiento”.

El comunicado de Spacey fue recibido con duras críticas en redes sociales. Algunos usuarios lamentaron que se excusara en el consumo excesivo de alcohol, mientras que otros cuestionaron la coincidencia de que el ganador del Oscar se declare homosexual en el mismo comunicado en el que responde a la acusación de intento de abuso sexual de un menor.

Un gran número de usuarios en Twitter criticó además el doble estándar de la prensa y la opinión pública para manejar casos como el de Spacey, frente a las acusaciones contra sacerdotes de la Iglesia Católica.

“Si Kevin Spacey fuera un sacerdote católico, tendría un traje naranja ahora mismo”, dijo un usuario, en referencia al uniforme característico de los presos en Estados Unidos.

Tim Graham, Editor ejecutivo del sitio web NewsBusters, cuestionó “¿por qué Spacey obtiene un Momento de Orgullo (gay)?”, y destacó su crítica por ser “un católico que detesta la idea de un sacerdote abusando de alguien de 14 años”.

Otro usuario de Twitter aseguró que si el acusado de intento de abuso sexual “fuera un sacerdote, estarían condenando el comportamiento y pidiendo que sea encerrado”.

Además, pidieron que “le quiten sus premios y cancelen su programa de televisión. Si fuera un sacerdote católico ya estarían pidiendo su cabeza”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario