miércoles, 10 de octubre de 2018

Alemania y la India unidas por el milagro de religiosa que será canonizada

, 10 Oct. 18 (ACI Prensa).- El próximo 14 de octubre la Beata María Caterina Kasper se convertirá en la primera santa de la Diócesis de Limburgo (Alemania), gracias al milagro obrado en un religioso indio que sufrió un grave accidente en 2011.

El 26 de noviembre de ese año, un religioso llamado Leo de la localidad de Madhya Pradesh (India) sufrió un grave accidente en la carretera Mumbai-Agra. Al día siguiente, la comunidad de las Siervas Pobres de Jesucristo, que vivían muy cerca del lugar, se enteraron del hecho.

Las hermanas, que conocían al religioso, gestionaron su traslado al Centro de Investigación Choithram en Indore, donde fue conectado a un ventilador mecánico debido a su crítica condición. El hermano Leo tenía politraumatismo con múltiples lesiones en la cabeza, hemorragia interna, lesiones en la columna vertebral y otras heridas abdominales.

Las hermanas Siervas Pobres de Jesucristo comenzaron una novena para pedir la intercesión de la fundadora Beata María Caterina Kasper. 

Dos días después, el equipo médico declaró la muerte clínica del religioso. Con el fatal diagnóstico la comunidad a la que pertenecía el hermano Leo comenzó los preparativos del funeral.

Durante el funeral, mientras se despedían del religioso, una de las siervas pobres de Jesucristo tomó su mano y lo llamó por su nombre. Con sorpresa notaron movimiento en el cuerpo y los ojos del hermano Leo. 

Inmediatamente el religioso recibió los cuidados médicos y al día siguiente comenzó a hablar. A pesar de las graves lesiones, las cirugías programadas no fueron necesarias y el 4 de enero de 2012 el hermano Leo fue dado de alta.

Breve biografía

María Caterina Kasper nació en Dernbach (Alemania) en 1820. Asistió poco a la escuela debido a su débil salud. Su padre falleció cuando ella tenía 21 años, por lo que tuvo que trabajar como campesina y tejedora para ayudar a su familia.

Desde pequeña fue sensible a las necesidades de su pueblo y de joven empezó a ayudar a los pobres, abandonados y enfermos. 

Animada por su director espiritual, el P. Heimann, y con el apoyo del Obispo de Limburg, Mons. Peter Josef Blum; María Catalina comenzó en 1947 la construcción de la “Pequeña Casa de Nazareth” para desarrollar su obra de caridad.

Al año siguiente, tras la muerte de su madre, se mudó al hogar para dedicarse por completo a su labor junto un grupo de jóvenes. 

El 15 de agosto de 1851, día de la Asunción de la Virgen María, se conformó la congregación Siervas Pobres de Jesucristo. Con el tiempo la Madre María Caterina comenzó la formación de novicias y la apertura de nuevas casas, incluso en el extranjero, para ayudar a los inmigrantes alemanes.

La Madre María Caterina Kasper falleció el 2 de febrero de 1898, días después de sufrir un ataque al corazón.

El 16 de abril de 1978 fue beatificada por el Papa Pablo VI.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario