viernes, 28 de diciembre de 2018

Aborto es enorme error moral del que Irlanda se arrepentirá, advierte Arzobispo

REDACCIÓN CENTRAL, 28 Dic. 18 (ACI Prensa).- El Arzobispo de Armagh y Primado de Irlanda, Mons. Eamon Martin, afirmó que la aceptación del aborto por parte de la mayoría de la población y la aprobación de una ley que lo permite es “un gran error moral que este país lamentará" y exhortó a los ciudadanos a ser testigos de que en un embarazo existen dos vidas dignas de protección: la madre y el niño por nacer.

El pasado 20 de diciembre, el presidente irlandés, Michael D Higgins, firmó la Ley de Regulación de la Terminación del Embarazo, la cual permite el aborto hasta la semana 12 de gestación y hasta las 24 semanas en algunos casos.

El aborto también podrá practicarse cuando exista una anomalía del niño por nacer o cuando la salud física o mental de la madre se encuentre en peligro. En el primer caso el aborto podría realizarse en cualquier momento del embarazo.

En declaraciones al periódico Irish Independent el 24 de diciembre, Mons. Martin manifestó su decepción por el "regocijo" de algunos políticos por la aprobación del proyecto de ley y resaltó que la posición de la Iglesia no ha cambiado y seguirá defendiendo la vida de la madre y el niño por nacer.

De acuerdo a Mons. Martin, la “Ley de regulación de terminación del embarazo” (ley del aborto) constituye “la introducción de una legislación injusta, que no obliga a nadie” y por lo tanto, sería legítimo para cualquiera oponerse a cumplirla según la objeción de conciencia.

Por ese motivo, el Primado de Irlanda indicó que la Iglesia buscará apoyar a los profesionales médicos que en conciencia se rehúsan a practicar un aborto bajo la nueva ley.

Como se recuerda, el 25 de mayo de 2018 se llevó a cabo un referéndum, en el cual un 66,4% de votantes irlandeses apoyó la derogación de la Octava Enmienda de la Constitución, que protegía el derecho a la vida de la madre y del niño por nacer, mientras que el 33,6% votó para que se mantuviera.

Posteriormente, en octubre, el proyecto de “Ley de regulación de terminación del embarazo” fue debatido y aprobado en las dos cámaras del parlamento irlandés, la Cámara Baja y el Senado.

Ante esto, el Prelado manifestó sentirse "decepcionado por la conducción del proceso legislativo" y agregó que le hubiera gustado ver un mayor debate en el parlamento.

Mons. Eamon Martin también declaró que “muchas personas que votaron en el referéndum tenían la impresión de que el aborto simplemente se limitaría a las 12 semanas”.

“Sin embargo, ahora descubrimos que el aborto estará disponible hasta el nacimiento en casos de discapacidad”, lamentó.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario